Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llega primer proyecto de fondos mineros del Caudal: la mejora del colegio de Morcín

El Ayuntamiento inició el proceso antes de la aprobación definitiva con el objetivo que las obras puedan realizarse durante este verano

El colegio de La Foz de Morcín.

El colegio de La Foz de Morcín. Ricardo Solís

El Ayuntamiento de Morcín ha dado un paso al frente, convirtiéndose en el primer ayuntamiento que licita un proyecto de los fondos mineros (tras el arreglo del barrio San José de Lada) a pesar de que todavía no se han firmado los convenios. Se trata de la mejora de la eficiencia energética en el colegio público Horacio Fernández Iguanzo, en La Foz, que contará con una inversión de 300.000 euros. El motivo de iniciar ya el proceso de licitación, como explicó el alcalde de Morcín, Mino García, es la necesidad de ejecutar estos trabajos en el periodo estival, a pesar de que hay un error en el convenio de fondos mineros que tiene que subsanarse antes de poder ejecutar los trabajos. “Si esperásemos a la aprobación definitiva nos sería muy difícil abordar los trabajos durante el verano”, apuntó.

El proyecto, como apuntó, pretende un ahorro estimado en la demanda de calefacción del 84,6 por ciento una vez que se acometan las actuaciones contempladas. Así, se hará un revestimiento de todas las paredes del centro, así como del sistema aislante de la parte inferior de las ventanas. El alcalde defendió esta primera actuación, centrándose en los más jóvenes del concejo, “ya que nosotros siempre hemos defendido que, tanto a los jóvenes como a los mayores, estamos obligados a tratar de tenerlos en buenas condiciones”.

La memoria del proyecto señala que el colegio público “es el mayor consumidor de energía de los edificios públicos que forman parte del inventario municipal”. Por ello, se hace necesario actuar sobre la envolvente del edificio mejorando tanto el aislamiento de la cubierta y de la planta baja del edificio, el de la fachada y la sustitución de las carpinterías exteriores originales del edificio.

El proyecto, que acaba de salir a licitación por casi 300.000 euros, tiene un plazo de ejecución de cinco meses. También se indica, como apuntaba el alcalde, que si la subsanación del error en el convenio se realiza antes del verano y el contrato se puede adjudicar antes del 1 de junio, el contratista estaría obligado a ejecutar la obra durante el presente verano. En caso contrario, el grueso de las obras que afecten a las zonas de aularios deberán realizarse obligatoriamente en el periodo de vacaciones escolares del año 2022.

Esta es la segunda obra de fondos mineros que se licita, la primera municipal. La anterior, que ya se encuentra en su última fase de ejecución, es la mejora de la eficiencia energética en las viviendas de Lada.

Compartir el artículo

stats