DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El geriátrico de Sotiello lleva casi una década en situación “ilegal”, denuncian Podemos y CSI

El diputado Rafael Palacios asegura que el centro carece de licencia de actividad, “poniendo en peligro la seguridad de los residentes”

La residencia geriátrica de Sotiello, en Moreda. | Camporro

La residencia geriátrica de Sotiello, en Moreda. | Camporro

Sin licencia de apertura. Esta es la situación en la que se encuentra la residencia de mayores de Moreda, perteneciente al Organismo Autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA) de Asturias, tal y como denunció ayer el diputado de Podemos Rafael Palacios, quien estuvo acompañado por el concejal de la formación morada en Aller, José Castañón; y la responsable de la Corriente Sindical de Izquierda en el ERA, Elena García.

La residencia de Sotiello, al no tener licencia de actividad, está ofreciendo un servicio social de manera ilegal”, señaló Palacios, quien advirtió que “lo más grave es que se pone en peligro la seguridad de las personas residentes y las personas trabajadoras, poniendo en peligro un total de ochenta puestos de trabajo”.

En ese sentido, el diputado de la formación morada apuntó que, desde que el centro abrió sus puertas hace aproximadamente una década, “se vienen denunciando numerosas deficiencias de todo tipo que no se resuelven, como la calefacción, los vestuarios, los garajes o el montacargas”. Problemas que derivan, como señaló Palacios, de la ausencia de la citada licencia de actividad. Ante esta situación, el diputado exigió “que se depuren las responsabilidades, puesto que no es posible que un centro público residencial lleve en funcionamiento diez años sin licencia de actividad, poniendo en gravísimo peligro la viabilidad de la residencia, la seguridad de las personas residentes y los puestos de trabajo”. Asimismo, solicitó que, de forma inmediata, “se resuelva esta gravísima irregularidad, se realicen todos los trámites oportunos para obtener la licencia de actividad y se asegure el futuro y la viabilidad de una residencia que es imprescindible para la comarca del Caudal”.

En respuesta a la denuncia de Podemos, la gerente del ERA, Ana Suárez, explicó ayer que , “ante la necesidad de dar servicio residencial y de cuidados de larga duración a las 63 personas que en estos momentos viven en la residencia de Moreda, el ERA solicitó una licencia de obra, que el Ayuntamiento resolvió conceder”. En este sentido, explicó que el organismo “ha dado por cumplida tramitación en orden al pago de las tasas correspondientes a la licencia que se concede, los trámites de los expedientes correspondientes a la oferta de servicios ya se realizaron en ejercicios anteriores, existiendo documentación y acta de recepción de obras que fue firmado provisionalmente en el 2014 siendo definitivo en el 2015”. Y concluyó, “el objeto de esta gerencia y de la residencia en concreto es dar prestación de estos servicios de manera adecuada, habiendo hecho una gestión acorde al marco que la pandemia posibilitó en éste, y todos los espacios especialmente vulnerables”.

Compartir el artículo

stats