Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los comercios y bares de Sama alertan de una ola de robos y piden más vigilancia

En todos los asaltos ocurridos en el distrito langreano, al menos media docena en dos semanas, se ha usado el método del “alcantarillazo”

Detalle del cristal roto de la peluquería La Suite, en Sama.

Los comerciantes y hosteleros de Sama alertan de una oleada de asaltos e intentos de robo (al menos media docena en las últimas dos semanas) que se vienen produciendo en distintos establecimientos del distrito langreano. Incluso han iniciado una campaña de protesta en la redes sociales por la falta de seguridad. El método siempre es el mismo, el “alcantarillazo”, rompiendo las lunas para acceder al interior. Según se aprecia en las grabaciones de las cámaras de seguridad de uno de los establecimientos asaltados, aparece una sola persona que actúa a cara descubierta. La Policía Nacional –que confirmó los hechos, aunque descarta que se trate de una oleada– ha iniciado una investigación sobre lo ocurrido con el objetivo de dar con los ladrones.

La peluquería La Suite fue uno de los establecimientos afectados. Tal y como explica Chus Fernández, uno de sus propietarios, “el ladrón trató de romper el cristal con una alcantarilla, pero como no conseguía que se quebrara, reventó los junquillos (molduras) hasta que consiguió tirarlo abajo”. Una vez dentro, “fue directamente a por la caja registradora, no se llevó más cosas, pero sí provocó varios destrozos”. Los hechos ocurrieron hace ahora quince días y se produjeron alrededor de las once de la noche. “Habíamos cerrado a las diez, por un poco más nos coge dentro de la peluquería”, señaló. El empresario fue avisado por un vecino. “Me dijeron que había entrado una persona vestida de negro con capucha, pero cuando llegamos no pudimos dar con él”.

Podría ser un hecho aislado si no fuera porque en esos días también se produjeron otros incidentes similares en más negocios. Uno de ellos fue la tienda de productos de alimentación, donde también se llevaron la caja registradora y destrozaron un equipo informático. Las cámaras de seguridad del establecimiento muestran cómo consigue entrar en su interior un joven que, a cara descubierta, la emprende a golpes con el ordenador para llevarse después la caja registradora. Otros establecimientos de la zona que también han sufrido estos asaltos fueron una cafetería, una tienda de deportes y un estanco. Estos últimos esta misma semana.

Estos incidentes han sembrado la alarma entre los comerciantes de Sama, que han iniciado una campaña de protesta por la falta de seguridad en las redes sociales. Así, bajo el lema “¡Basta ya!”, señalan que “los sectores del comercio y hostelería de Sama demandamos más vigilancia en nuestras calles ante la oleada de robos que estamos sufriendo estos días, nos tienen totalmente abandonados a nuestra suerte”. Los comerciantes están convencidos de que, como están utilizando el mismo método para perpetrar los atracos y se han producido en fechas similares, todos los asaltos están relacionados.

Una zona “segura”

Fuentes de la Policía Nacional confirmaron ayer estos asaltos que, según apuntaron, se vienen produciendo desde hace dos meses, por lo que descartan que se trate de una oleada puntual de robos, tal y como denuncian los comerciantes locales. Sí confirmaron que el método de robo utilizado es el alcantarillazo y que, desde el primer momento, se inició una investigación –que sigue abierta– para dar con el autor o autores de estos hechos. También quisieron dejar claro que el distrito langreano de Sama es una “zona segura” en la que suelen producirse muy pocos robos a lo largo del año.

Compartir el artículo

stats