Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exdirectivos de Santiago quieren recuperar toda la documentación de la sociedad

Piden ayuda a la Alcaldesa ya que precisan de un local y medios para cumplir con su objetivo

Recuperar la documentación histórica de la sociedad de festejos de Santiago de Sama. Este es el objetivo que se han marcado un grupo de exdirectivos y exsocios de la entidad coordinados por Francisco Javier Vázquez. El grupo ha solicitado la ayuda de la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, ya que el material documental y fotográfico de la sociedad está en uno de los bajos de la plaza cubierta, “amontonado en cajas y sin orden, y con el riesgo de que la humedad acabe con todo”.

Para entender esta situación hay que remontarse al año 2017, “cuando tras una desastrosa gestión de su junta directiva y presidente, Javier Tato, tiene que renunciar a sus actividades, pues se ve abocada al embargo del local social por sus múltiples acreedores”. Tras un juicio, el domicilio social de la entidad quedó en manos de los acreedores y el expresidente fue condenado por su gestión.

La documentación, por su parte, fue trasladada a la plaza cubierta de Sama. Pues ahora, el citado grupo pretende recuperar todo ese material y entregarlo al Ayuntamiento de Langreo para se conserve como material histórico del concejo. Y es que festejos Santiago sumaba, en el momento de su desaparición, más de 110 años de vida.

Para conseguir su objetivo, lo primero ha sido formar una comisión para la recuperación de la documentación. El trabajo, que será coordinado por Francisco Javier Vázquez, se divide en tres fases. La primera sería sacar a documentación del bajo en el que se encuentra, ordenarla y clasificarla por fecha y materias. Destruyendo, a la vez, todo lo que carezca de interés. Más tarde, y en la medida de lo posible, pretenden escanear y digitalizar toda la documentación con la finalidad de que pueda subirse a una plataforma digital y el contenido sea accesible para todo el mundo. Finalmente, se entregaría al Ayuntamiento de Langreo el trabajo realizado para que pudiese decidir más tarde dónde depositar la documentación.

Sin embargo, para desarrollar todo este trabajo se precisan medios técnicos y económicos. Y el grupo formado pondría el trabajo, pero carece de medios. Por eso precisaría de un espacio “que reúna más o manos las condiciones y tenga espacio suficiente para almacenar de forma provisional el material mientras se trabaja”. Un espacio que debería ser gratuito. Asimismo, necesitan “dos espacios de trabajo compuestos por mesa, ordenador, impresora y escáner”. Por último, es imprescindible también la tenencia de “carpetas y material para el archivo de la documentación ya seleccionada, sabremos las necesidades exactas una vez que ordenemos y clasifiquemos la documentación”.

Dadas estas necesidades, el grupo se ha dirigido a la alcaldesa de Langreo “para que nos preste la mayor ayuda posible, dado que todo el material va a revertir al Ayuntamiento como parte de la historia de Langreo, cuando finalicen las tareas previstas”.

La precaria situación de festejos Santiago ya se conoció a finales de 2014, cuando trascendió el embargo de los bienes de la entidad tras la denuncia por impagos presentada por la empresa de organización de espectáculos Antonio 33. A lo largo del mes de noviembre de 2014 se realizaron diversas asambleas que terminaron en la dimisión del que era presidente de la sociedad, Javier Tato. Posteriormente, “Santiago Apóstol” se quedó a la deriva tras la dimisión de sus últimos directivos, que siempre aseguraron desconocer el estado real en el que estaba la entidad.

Compartir el artículo

stats