Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturiana de Laminados negocia la compra de la nave de Rioglass Solar en Villallana

Los sindicatos dan por cerrada la operación | Los equipos de la firma de espejos solares se trasladarán a la factoría de Sovilla, en Mieres

La planta de Rioglass Solar en el polígono de Villallana, en Lena. | Fernando Rodríguez

La compañía Asturiana de Laminados, asentada en el polígono de Villallana (Lena), negocia la adquisición de la nave donde se ubicaba Rioglass Solar, que se encuentra también en el parque empresarial lenense. Desde la empresa evitaron pronunciarse al respecto, afirmando únicamente que había “negociaciones”, aunque los sindicatos daban ayer la venta por cerrada, ya que así se había comunicado a los miembros del comité de empresa de Rioglass Solar.

Se adquiere la nave, no la empresa, con lo que todo apunta a que será utilizada por Asturiana de Laminados para continuar con su actividad, dedicada a la fabricación de bobinas de zinc prepatinado y laminado en frío, así como chapas de este metal cortadas a medida. Tal y como apuntaron fuentes sindicales, la venta de la nave se aceleró hace tan solo quince días, aunque el interés por este espacio ya venía de atrás. De hecho, la nave de Rioglass Solar en Lena llevaba un tiempo sin actividad. Se centralizó toda la producción en la planta que la compañía tiene en el polígono de Sovilla, en Santa Cruz (Mieres), tras la última reestructuración laboral del pasado verano. La compañía pasó de tener 91 empleados a quedarse tan solo con 39. De hecho, el próximo paso será llevar todos los equipos que se encontraban en la planta de Villallana hasta Sovilla para que la primera se quede totalmente limpia y disponible para el nuevo propietario.

La venta de la nave fue comunicada hace unos días a los miembros del comité de empresa, quienes trasladaron esta información al resto de trabajadores de Rioglass. Tal y como explicaron desde los sindicatos, ya había habido en el pasado negociaciones para hacerse con la nave. Sin embargo, no se pudieron cerrar hasta ahora ya que Rioglass Solar necesitaba la planta de Villlallana para acabar un pedido importante. Una vez que lo terminó, la nave ya estaba disponible para venderse.

Reestructuración

Con la marcha de Rioglass Solar, el polígono de Villallana se queda con una única empresa, Asturiana de Laminados. Aunque eso no quiere decir que Rioglass Solar, que fue uno de los símbolos del proceso de reindustrialización emprendido en los noventa en el valle del Caudal, se vaya de la comarca. Mantendrá su actividad en la factoría que tiene en el polígono mierense de Sovilla. Eso sí, con una merma importante en el número de trabajadores tras el acuerdo alcanzado el pasado verano.

En total, fueron despedidos 42 de los 91 empleados que había en la empresa. Otros nueve se acogieron a una baja voluntaria y uno más pidió la recolocación en otro de los centros de trabajo que tiene la empresa en España. Un acuerdo que no satisfizo demasiado a los sindicatos, donde lo más positivo es que se consiguió reducir el número de despidos que inicialmente planteaba la compañía. El objetivo inicial era despedir a 52 trabajadores.

Compartir el artículo

stats