Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cortes en la cara, patadas y puñetazos: así fue la agresión al vecino de Mieres que intentó impedir el robo de su coche

M.A.L.B., que ha ingresado en prisión, tiene una larga lista de antecedentes por hurto de vehículos y asaltos en joyerías

Un coche patrulla de la Policía Nacional.

Uno de los delincuentes habituales más conocidos de Mieres acaba de ingresar en prisión tras agredir violentamente al propietario de un coche cuando éste intentó impedir el robo de su vehículo. La víctima sufrió diversas contusiones y recibió un profundo corte en la cara al atacarle el asaltante con un vaso de cristal. M.A.L.B., de 34 años de edad y residente en Mieres, tiene una larga lista de antecedentes por sustracciones de vehículos, con algunos robos muy llamativos. En una ocasión fue perseguido por la Policía Nacional hasta Teruel al volante de un coche robado.

Los hechos ocurrieron la tarde del pasado 4 de enero en el casco urbano de Mieres. Siempre según recoge el informe policial, la víctima, tras estacionar su vehículo para dirigirse a un estanco, observó al salir del establecimiento a un desconocido introducirse en su automóvil. Sorprendido, comprobó que el caco trataba de iniciar la marcha. Al ir a pedirle explicaciones, este individuo le agredió con un vaso de cristal que portaba, causándole lesiones en la cara y en la mano izquierda, iniciándose entre ambos una discusión. En esos momentos, la víctima pidió ayuda a las personas que se encontraban en el estanco, que llamaron inmediatamente a la Policía, tras lo cual, el autor salió corriendo del lugar perseguido por el afectado. Tras unos metros a la carrera, el delincuente, se volvió a encarar con su perseguidor, propinándole varias patadas y puñetazos. En ese momento, llegó una patrulla de la Policía Local que lo detuvo y lo presentó en dependencias de Policía Nacional.

Una vez finalizado el atestado, la Policía Nacional de Mieres pasó al detenido a disposición del Juzgado de guardia de Mieres, que decretó su ingreso en prisión preventiva.

A la víctima, con motivo de la agresión, le fueron aplicados varios puntos de sutura. El detenido es un delincuente muy conocido policialmente. Ha sido detenido en varias ocasiones. “Su especialidad es el hurto de uso de vehículos y hurtos en joyerías”, señalaron ayer los responsables del servicio.

La Policía Nacional advirtió ayer de que han sido varias las veces, en los últimos años, que conductores que estacionan sus vehículos en la vía pública para hacer breves gestiones, no activando el cierre del vehículo e incluso dejando la llave de contacto puesta (en algunos casos con el motor en marcha), se encuentran con que éstos han sido sustraídos. A estos efectos, desde la Comisaría de Policía Nacional de Mieres se quiere significar que se trata de un “modus operandi” que se ha generalizado por la delincuencia y las víctimas afectadas responden “al patrón de aquellos que dejan su vehículo arrancado o con las llaves puestas para comprar la prensa o bien realizan sus trabajos de portes o servicios y para ganar tiempo no cierran el vehículo”.

Muestrarios

El modus operandi empleado en la joyerías se basa en solicitar interés por ver los muestrarios, Tras acceder a los mismos, de forma repentina, el ladrón sale corriendo con el material y las piezas contenidas, “sin dar tiempo a reaccionar los dependientes o propietarios”. El daño económico para este tipo de establecimientos, es muy importante.

Compartir el artículo

stats