Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sobrescobio prevé ingresar 800.000 euros en 20 años con la embotelladora de agua

El Ayuntamiento recupera el proyecto, licita la concesión y pide una inversión mínima de un millón para abrir la planta en Comillera

El polígono de Comillera, en el que se instalaría una embotelladora en caso de fructificar la iniciativa. En el recuadro, el diseño de la planta que no llegó a concretarse. | Fernando Rodríguez

El Ayuntamiento de Sobrescobio espera percibir alrededor de 800.000 euros en los próximos 20 años con la puesta en marcha de una embotelladora de agua. El gobierno local pretende recuperar el proyecto, que no fructificó años atrás. La pasada semana fue licitada la concesión del aprovechamiento del manantial de Comillera y la construcción de una planta embotelladora en seis parcelas del polígono, que son de propiedad municipal. El canon anual mínimo fijado para el empresario es de 40.000 euros para una concesión de 20 años, con posibilidad de prórroga. Esta cuantía se actualizará cada cinco años de acuerdo con el índice de precios industriales de ese periodo, ya sea al alza o a la baja. Las parcelas tienen una superficie de 3.900 metros cuadrados.

El Consistorio establece que el adjudicatario tiene que destinar un millón de euros, como mínimo, a las obras y actuaciones necesarias para impulsar la planta de agua mineral en el primer polígono del parque natural de Redes. También fija el Ayuntamiento unos plazos para ir dando los pasos encaminados a poner en marcha el negocio. El empresario tiene seis meses para solicitar la licencia de obras y de actividad desde la formalización de la escritura pública. Y desde entonces, empezará a contar el plazo para ejecutar las obras, que será de un año.

Si existiese alguna demora el Ayuntamiento podrá optar “por la resolución del contrato”. Los interesados en desarrollar el proyecto tienen de plazo hasta el día 25 de este mes para presentar su propuesta. En ella tienen que incluir una memoria, donde se reflejen las inversiones que van a realizar, el plan de comercialización del producto y su vinculación con Sobrescobio. Tienen que detallar el personal que pretende contratar para la explotación del manantial y de la envasadora de agua mineral, señalando “los planes de contratación de personal a nivel local”, y una previsión del empleo indirecto que puede generar, refleja la documentación.

El diseño de la planta que no llegó a construirse.

El Ayuntamiento valorará además, antes de la adjudicación, si la producción se comercializará bajo una nueva marca o se embotellará para otra existente. También si se utilizarán marcas y patentes propiedad del Consistorio como “Agua de Redes”, “Sobrescobio, la tierra como era” y el logotipo de la Flor del Agua o el Parque Natural de Redes. Los estándares de calidad previstos y la posibilidad de organizar visitas a las instalaciones serán también tenidos en cuenta.

El adjudicatario tiene que ceder gratuitamente cada ejercicio al Ayuntamiento de Sobrescobio 500 litros de agua mineral para eventos sociales municipales. El pliego elaborado incluye que las instalaciones y equipamientos aportados por el adjudicatario revertirán gratuitamente al Ayuntamiento al final del contrato.

En el área empresarial de Comillera, hubo un primer intento, hace nueve años, de poner en marcha una embotelladora de agua. Pero las parcelas, que habían sido adjudicadas a una empresa, Aguas del Manantial de Comillera, fueron recuperadas por el Consistorio en 2018 al no cumplir con el pago del canon impuesto. Estos mismos promotores se habían hecho con los terrenos restantes del polígono para impulsar un llagar de sidra. El área empresarial sigue vacío pero dos empresas se asentarán próximamente. Han comprado dos de las parcelas.

Compartir el artículo

stats