Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brutal agresión en Langreo: Dos detenidos por agredir y cortar el pelo a la fuerza a una menor, "parecía que la iban a matar"

La Policía busca a un tercer adulto, expareja de la joven, que grabó la paliza y la difundió en las redes

Amanda Carnicero, con su hija, víctima de la agresión.

Dos personas, un hombre de 46 y una mujer de 30 años, han sido detenidas por la Policía Nacional por agredir y cortar el pelo a la fuerza a una menor de 16 años. Además, se busca a un tercer adulto, de 23 años, que es expareja de la joven, al que se acusa de grabar la agresión y difundirla en las redes sociales. La brutal agresión se produjo a la 1 de la mañana del día 29 de junio, en el distrito langreano de Riaño.

Amanda Carnicero, madre de la joven, relata lo sucedido. Su hija, una joven " que es rebelde", llevaba cerca de un año "andando con estas malas compañías". Cada vez que era castigada, o que se intentaba reprender su conducta, se refugiaba con las personas que fueron arrestadas. Uno de ellos, el más joven, había sido durante un tiempo pareja de la chica. El día 28 de junio, estando en casa de su abuela en Riaño, los dos detenidos y la persona a al que se busca "aparecieron en la casa", explica Carnicero. "La amedrentaron, y al final dejó que pasaran a la habitación de la cría". La acusaban de haberles robado un teléfono móvil y más aparatos tecnológicos de última generación. "No encontraron nada, y se fueron. Mi madre no me avisó, si lo llega a hacer, hubiera denunciado ya lo ocurrido", afirma la progenitora de la agredida.

Unas horas más tarde, a la una de la madrugada, volvieron al piso de Riaño. "Picaron, mi hija respondió, y el más joven, su expareja, le dijo que bajara" porque tenía que devolverle "un chándal". Ella le dijo que mejor subiera, pero al final la convenció y bajó. Nada más salir del ascensor, antes de bajar las últimas escaleras del portal, "la asaltaron. Está todo grabado, el vídeo se ha difundido, es muy fuerte, me dan ganas de llorar cada vez que lo cuento". En las imágenes "se ve cómo cogen a mi hija, llevan tijeras y una maquinilla", que se rompe al caerse por la resistencia de la adolescente. "La sujetan, es agredida, la tiran al suelo, la mantienen tumbada, le ponen las rodillas encima que parece que la van a matar. Le cortan el pelo a la fuerza, ella grita, y grita. Y, mientras, uno lo graba". La agresión dura varios minutos hasta que uno de los vecinos decide abrir la puerta para ver qué pasa e intervenir, "entonces escapan". "Avisan a la Policía Nacional", que acude hasta el lugar de los hechos. A la mañana siguiente, a primera hora, fueron a denunciarlo. El vídeo ya había sido difundido y había llegado hasta la familia.

"Ese día siguiente fue duro, ella estaba amoratada, llorando constantemente. Fue al médico, le hicieron pruebas", añade la madre de la menor agredida, que afirma que ahora "se ha presentado una contradenuncia, acusándonos no sé de qué. A mi hija, de robarles el teléfono. No es normal todo lo que ha ocurrido", lamenta Amanda Carnicero. Ayer, en la casa familiar, la joven ocultaba con una gorra la tropelía sufrida: les dio tiempo a cortar por la parte superior de la cabeza, pero no todo el pelo de la larga melena que lucía. "Esperemos que paguen por lo que han hecho", clama la progenitora.

Los arrestos, informó la Policía Nacional, se produjeron ese mismo día 29 de junio. "Por la mañana vino a denunciar la familia, esa misma jornada se detuvo a dos individuos que aparecían en el vídeo" pegando a la menor. El 30 de junio pasaron a disposición judicial, quedando en libertad con cargos, acusados de agresión y lesiones. "Se sigue investigando", añaden desde la Policía, ya que "está pendiente la detención de la tercera persona, la que grabó y difundió el vídeo".

Compartir el artículo

stats