Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos y turistas podrán recorrer Aller en bici eléctrica a partir de diciembre

El Ayuntamiento adjudica el suministro de 17 bicicletas y tres puntos de recarga y alquiler para promover la "movilidad sostenible" en el municipio

Una estación de reparación de bicicletas instalada junto al centro de recepción de visitantes en Caborana. | LNE

Alleranos y turistas podrán moverse de una forma sostenible por el concejo a partir de finales de año. Y es que en diciembre, el Ayuntamiento de Aller espera tener listo su nuevo servicio de alquiler de bicicletas eléctricas que, aunque orientado especialmente al turismo, también podrán utilizar los vecinos para desplazarse de una forma rápida y respetuosa con el medio ambiente. Tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, el consistorio instalará tres puntos de recarga para los dispositivos eléctricos, que serán 15 y que se podrán dejar en cualquiera de las estaciones.

El gobierno local allerano formalizaba a comienzos de este mes de septiembre el contrato para el suministro de las quince bicicletas eléctricas, dos de ellas con sistema portabebés, y de las tres estaciones de préstamos y recarga. Además, el contrato también incluía la puesta en marcha de un software de reservas, préstamo, pago y localización de los equipos. La empresa adjudicataria fue el Instituto Tecnológico de Castilla y León, que presentó una oferta económica de 77.580 euros (IVA excluido, 93.871 euros con los impuestos), y comprometió un plazo de entrega inferior a tres meses, así como también un plazo extra de garantía de dos años. La empresa de la comunidad vecina a otras tres ofertas presentadas en el proceso, y supuso una rebaja de algo más de 10.000 euros sobre el presupuesto base de licitación.

La financiación de la iniciativa tuvo dos protagonistas. Por una parte, el propio Ayuntamiento allerano, que puso el grueso del montante final. Por el otro, el Gobierno central, a través del programa "Moves II", una iniciativa que forma parte de la estrategia europea del plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, y que aportó 17.000 euros al proyecto. La iniciativa tiene varios objetivos y se planteó desde un punto de vista turístico, pero también en el marco de la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. Y es que tanto un factor como el otro son dos de los pilares que conforman la estrategia de gobierno de los socialistas en Aller: hacer un concejo "atractivo para los visitantes", y también tener un territorio "sostenible" y que ofrezca las mejores condiciones y calidad de vida para sus vecinos.

Tanto el alcalde de Aller, Juan Carlos Iglesias, como el concejal de Nuevas Tecnologías y teniente de Alcalde, Roberto Fernández, explicaron la idea es la de "promover la movilidad sostenible a través de la compra de bicicletas eléctricas y de la instalación de estaciones de recarga". Por ello se ha procedido a la compra de 17 bicicletas eléctricas, dos de ellas con portabebés. Un extremo, este último, que se debe a que "nuestra intención es que se pueda visitar el concejo en familia, o los propios vecinos poder salir a pasear con sus hijos, lo que requería que tuviéramos dispositivos adaptados para poder transportar a los más pequeños de la casa", señalaron los portavoces del gobierno municipal.

El sistema de conteo inteligente instalado en Les Foces del Pino. | LNE

Tras finalizar el proceso de adjudicación del proyecto, ahora llega la puesta en marcha de la iniciativa, algo que se desarrollará en un máximo de tres meses. Bajo esa premisa, la idea es que el servicio pueda estar disponible en el mes de diciembre. En un principio, se instalarán tres puntos de recarga, y de préstamos y entrega de las bicicletas. Estarán ubicados en la zona baja del concejo (Caborana), media (Cabañaquinta), y en el Alto Aller (Felechosa). Los usuarios podrán recoger la bicicleta en cualquiera de los puntos de recarga y dejarla en el que les sea más cómodo.

Turismo inteligente

En cuanto a la fórmula elegida para poner en marcha el servicio, será la del alquiler. En cualquier caso, tal y como ya habían confirmado desde el Ayuntamiento de Aller, el precio será testimonial, y sin ánimo de lograr un beneficio, sino más bien la conservación de las bicicletas y su buen uso. Incluso se han planteado que los vecinos de Aller puedan utilizar las bicis sin coste, algo que aún no se ha llegado a definir.

Esta actividad viene a sumarse a las medidas puestas en marcha por Aller como destino turístico inteligente, red a la que se adhería hace unos meses. Desde entonces, se han desarrollado programas como un contador inteligente de visitantes, que se estrenó el pasado febrero, o más recientemente, un proyecto para realizar visitas guiadas a los hórreos de la localidad de Casomera a través de códigos "QR".

Compartir el artículo

stats