La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo, la tabla de salvación para mantener la cultura minera

Las minas de Almadén y Riotinto también han desarrollado iniciativas turísticas y culturales tras el cierre de explotaciones

De izquierda a derecha, Pedro Laguna, Reyes Ávila, Lilia García, Saúl Narbona y Roberto Fernández, durante la mesa sobre el potencial turístico del patrimonio minero.

El desarrollo ayer de la Feria de Turismo Minero e Industrial (Fetumi) dio cuenta del potencial turístico que tienen los bienes industriales con unas jornadas de patrimonio que contaron con la presencia de diversos expertos. Una de las más destacadas era la dedicada al patrimonio minero y su uso turístico y cultural. Así, tomaron parte Reyes Ávila, director turístico y cultural del parque minero de Almadén; Saúl Narbona, coordinador del parque minero de Riotinto; Roberto Fernández, director del Museo de la Siderurgia y Minería de Castilla y León; y Lilia García, de Sadim.

Reyes Ávila destacó la "dilatada historia minera de Almadén, donde tenemos un acopio de reconocimientos importantes porque nuestra realidad es peculiar". Señaló que, en el actualidad, "nos encontramos en un momento vital, con un procedimiento de transformación muy importante que nos permite iniciar un proyecto de turismo cultural". Algo similar a lo que relató Saúl Narbona, quien destacó que "fue en los años 90, con la crisis de precios, cuando la propia empresa creó la Fundación Riotinto donde a los activos mineros se les daba un nuevo uso, se recuperaron para que no se perdiesen y generamos nuevos yacimientos de empleo con actividad alternativa". Resaltó que, dentro de los proyectos turísticos que encabezan, "el que más éxito tiene es el viaje en ferrocarril minero por el río Tinto, asimismo, en el último años nos hemos metido en un sector como el científico, ya que es un enclave donde se han hecho pruebas espaciales, y hemos estrenado la visita ‘Marte en la tierra’ que complementa nuestra oferta de turismo minero".

El director del Museo de la Siderurgia y Minería de Castilla y León apuntó que el objetivo de este espacio "es conservar el trabajo, cultura e historia minera de Castilla y León". Destacó su ubicación, en el pueblo leonés de Sabero, "convirtiéndose en una experiencia única, ya que es el único museo regional que está en una zona rural". El museo se ubica en la antigua ferrería de San Blas, "las primeras instalaciones de la siderurgia moderna en España". Por su parte, Lilia García, explicó cómo se gestó la puesta en marcha de la visita al interior del pozo Sotón hace ya siete años y los proyectos que le siguieron, como el centro de experiencias o la visita por la zona exterior del pozo. También dio cuenta de la apertura del Archivo Histórico de Hunosa.

Además de esta mesa, Fetumi acogió otra más dedicada al deporte presentada por Rubén Solís en la que participaron Pablo Vázquez, concejal de Deporte de Laviana; Manuel Suárez, presidente de la Asociación Motociclista de Asturias; y Víctor Rueda, en representación del Trail Minero de Santa Bárbara. Por último, el cocinero Marcos Cienfuegos, presentó una creación gastronómica, una crema de ortigas con caviar, en "gastromina".

Entre los asistentes a las actividades estuvieron el presidente de Hunosa, Gregorio Rabanal; el alcalde de San Martín, José Ángel Álvarez; la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú o el presidente de la Mancomunidad del Nalón y alcalde de Sobrescobio, Marcelino Martínez.

Compartir el artículo

stats