Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lena pide al Principado que busque fondos para la segunda fase de Pajares

La Alcaldesa aplaude el desarrollo de la obra de la nueva telecabina y espera que Cultura «cumpla con la promesa» de continuar las mejoras

Operarios colocan el cable del telesilla Brañillín hace unos días en la estación invernal de Valgrande-Pajares. | V. P.

«La verdad es que espero que cumplan con el compromiso que adquirieron, y que se siga desarrollando el plan director de Valgrande-Pajares». Son palabras de la alcaldesa de Lena, Gema Álvarez, al ser preguntada por la segunda fase del proyecto para la estación lenense, toda vez que en unas semanas, la instalación de la nueva telecabina será ya una realidad.

La regidora lenense se muestra confiada en que la promesa que les hizo la actual consejera de Cultura, Berta Piñán, no caiga en saco roto, y que en los próximos años se continúen financiando los proyectos reflejados en el plan director de la estación, una hoja de ruta elaborada por la dirección de la estación y el Principado y que serviría para marcar el camino en las futuras inversiones para el complejo, tanto para la época de invierno como para la de verano. Álvarez explicó que el de Pajares «es un proyecto muy ilusionante y de verdad que confiamos en que cuando termine esta primera fase, el Gobierno regional siga acometiendo el resto de proyectos para hacer de la estación una referencia».

Además, la Alcaldesa también quiso alabar el desarrollo de las obras de instalación del nuevo telecabina de Valgrande-Pajares. «En Lena sabemos mucho de retrasos en las obras y en los proyectos, pero aquí tenemos que decir que las cosas se están haciendo bien, que se está trabajando a buen ritmo y parece que se están cumpliendo los plazos. Igual que nos quejamos y denunciamos las situaciones que no se hacen bien, es justo reconocer que en el caso de la estación, se está haciendo un buen trabajo».

Fase Dos

El proyecto de construcción de la nueva telecabina, la eliminación de los remontes más antiguos y la recolocación del telesilla Brañillín han supuesto la primera fase de trabajos en Valgrande-Pajares. Pero el plan director del complejo abarcaba actuaciones muy ambiciosas, y enfocadas especialmente al ámbito del turismo. Y estas obras serían las que formarían parte de esa segunda fase de actuaciones.

El proyecto más llamativo es, sin lugar a dudas, la construcción de una «montaña rusa» aprovechando el desnivel de la estación. La hoja de ruta del desarrollo de Pajares define el proyecto como un tobogán sobre raíles, y su coste será unos 1,7 millones de euros. Según se explicaba en el plan director, se trataría de «una estructura que permite el deslizamiento de vehículos, individuales o para dos ocupantes», y que se colocaría en la zona del telesilla de Les Patines, que ha sido uno de los remontes que se han desmontado. Allí se cogerían una especie de trineos para llegar a la salida de la atracción, que tendría en torno a un kilómetro de recorrido, con un desnivel cuesta abajo de uno 400 metros, para llegar de nuevo al punto de salida.

Otra de las atracciones previstas para Pajares, y al igual que la anterior, utilizable durante el invierno y el verano, será el «tubbing». Esta actividad se basa en que el usuarios se deslice por la ladera de la montaña sobre un neumático, más conocidos como «donuts». En el plan director se apuesta también por la zona de Les Patines como espacio para instalar la actividad, que consistiría en una cinta remontadora para subid los neumáticos y una rampa de un seis por ciento de pendiente para lanzarse.

Además, se prevén otros proyectos de ocio y diversión, como tirolina, puentes tibetanos, recorridos para raquetas, esquí de montaña, un mirador, o actividades de ciclismo.

Compartir el artículo

stats