Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cafetería municipal del parque de Sama abrirá en diciembre y contará con aseos públicos

El Ayuntamiento prevé que el proceso para adjudicar la concesión concluya en los próximos días

9

Ambigú del parque Dorado de Sama

El nuevo ambigú del parque Dorado, en el distrito langreano de Sama, abrirá al público el próximo mes de diciembre tras concluir las obras de reforma del edificio que antiguamente acogía unos baños públicos. Ahora, además de ofrecer este servicio, también contará con un bar, cuyo proceso de licitación terminará en nueve días, tal y como explicó la alcaldesa, Carmen Arbesú, durante su visita a estas instalaciones. Una vez aprobada la concesión, el titular podrá tomar las riendas del negocio desde el primer día sin necesidad de obtener una licencia de apertura, según aparece en las clausulas del contrato.

Los trabajos de rehabilitación de los antiguos baños -cerrados en junio de 2019- para convertirlos en un ambigú tuvo un presupuesto de licitación de 42.391 euros. El edificio está dividido en dos partes. Por un lado está el bar, con una barra y un habitáculo que puede albergar el almacén. Por el otro, los baños, uno de ellos habilitado para discapacitados. Estos baños, como remarcó Arbesú, "seguirán siendo públicos, es decir, no será necesario consumir en el establecimiento para usarlos". Eso sí, su apertura coincidirá con el horario del establecimiento hostelero. De este modo, se responde también a la reivindicación de muchos vecinos que pedían que se volvieran a abrir los baños públicos del parque Dorado. Tras el cierre del edificio de los baños por los actos vandálicos han sido numerosas las reclamaciones de los vecinos dirigidas al Ayuntamiento para que reabriesen. Incluso se llegó a convocar una protesta en el parque Dorado.

Terraza

En el exterior se habilitará una terraza y un club de lectura donde antes se encontraba un pequeño estanque. De momento, solo falta colocar unos bancos en la zona del club de lectura y el toldo a doble agua. Este último se colocará en cuanto el concesionario tome las riendas del bar. La instalación será similar a la que existe en el parque Dolores Fernández Duro de La Felguera, que ya ha vuelto a abrir sus puertas con un nuevo gestor tras la licitación en la que se estableció un canon mínimo de 2.400 euros anuales.

Estos dos parques están incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias desde el año 2014 dentro de una selección de 50 jardines históricos de la región que accedían al segundo de los niveles de protección patrimonial existentes en Asturias. El Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias es un instrumento destinado a la salvaguarda de los bienes en él incluidos, que incluye bienes muebles e inmuebles que tienen que ser preservados y conocidos.

Compartir el artículo

stats