Máxima tensión en el PSOE: los críticos acusan a Barbón de "sacrificar Mieres"

Antiguos dirigentes lamentan que la FSA "haya roto los compromisos" de buscar una solución para una agrupación "que está tocando fondo"

Ana Cachero y Adrián Barbón.

Ana Cachero y Adrián Barbón.

Andrés Velasco

Andrés Velasco

La herida abierta en el seno del PSOE de Mieres no para de sangrar. Lejos de haberle aplicado un torniquete y una sutura, los cruces de declaraciones que se han venido produciendo están provocando que la hemorragia sea aún mayor. Tras la reprimenda de la FSA al sector crítico, dando incluso nombres como el de Balbino Dosantos, los antiguos líderes del partido en Mieres han respondido con contundencia. Y lo han hecho acusando a Adrián Barbón, secretario general de la FSA, de faltar a su palabra, y por tanto al respeto, de parte de la militancia que no estaba de acuerdo con la dirección socialista en Mieres.

"No cuestionamos al secretario general de la FSA por sus resultados electorales, sino por faltar a la palabra que dio, que era llamar a los afiliados en Mieres y tratar de poner solución a una situación evidente de fractura interna", señalaban ayer los veteranos militantes. En este sentido, apuntaban que "aunque en las generales en Asturias hayamos perdido, seguimos sin cuestionar los resultados electorales a nivel regional y nacional, porque en el caso de Mieres se sacaron 4.000 y 5.000 votos más que en las municipales". Sin embargo, los críticos afean a Barbón y a la FSA "que estén sacrificando Mieres (la agrupación local del partido) para obtener réditos de otros afines".

Respecto a la gestora, el sector crítico apunta que tampoco cuestiona a sus miembros, aunque destaca que "si lo que había era voluntad de consenso y de tender puentes, lo que no puede ser es que se coloque a los recién dimitidos y que todos sean de la misma sensibilidad".

Además, los militantes críticos consultados también quisieron reprochar a la FSA los ataques contra los dirigentes del partido que, en palabras de la cúpula socialista asturiana, "perdieron la Alcaldía de Mieres" en 2011. "Los que perdieron la Alcaldía de Mieres fueron los mismos que gobernaron el concejo 30 años", apuntan, molestos. Además, dejan otro mensaje para el secretario general socialista y Presidente del Principado: "Si se nos trata de deslegitimar por perder elecciones, el secretario general perdió los comicios generales en Asturias, por lo que estaría igual de deslegitimado".

Lo que desde el sector crítico tienen claro es que el PSOE en Mieres "ha tocado fondo". "La mayoría de los militantes no van a las asambleas, no pasan por la Casa del Pueblo; solo un trabajador, y nadie de la dirección, está para atender a militantes y ciudadanos", señalan los veteranos socialistas. Censuran que no haya participación de la militancia por la falta de implicación de la anterior cúpula presidida por Ana González Cachero. Los críticos ponen un ejemplo: "En las últimas elecciones tuvieron que venir interventores de otras zonas cuando antes teníamos dos interventores por mesa". "Ahora mismo, el PSOE de Mieres es políticamente irrelevantes", manifestaron.

Por último, el sector crítico quiso recordar que "somos gente sin ambiciones personales, que lo quería era reflotar un partido hundido". "Hasta aquí hemos llegado", finalizaron.