Los mejores polemistas universitarios de España se citan en Mieres para debatir al estilo parlamentario inglés

La mierense Inma Álvarez asume la presidencia del Club Debate Asturias y apuesta por trasladar por primera vez fuera de Oviedo el torneo nacional de la entidad, que se celebrará en febrero con un centenar de participantes de todo el país

Inma Álvarez, en la Biblioteca de Mieres.

Inma Álvarez, en la Biblioteca de Mieres. / David Montañés

Mieres acogerá en febrero un gran encuentro nacional de debate universitario. El campus de Barredo albergará entre los días 23 y el 25 de ese mes el V Torneo nacional BP «La Regenta». Un centenar de los mejores polemistas del país participarán en un evento en expansión que a lo largo del último lustro no ha dejado de crecer. Se trata de la primera vez que esta competición se traslada fuera de Oviedo. Se debe principalmente al empeño de la actual presidenta del Club Debate Asturias, entidad organizadora de la cita. Inma Álvarez asumió el cargo hace unos meses, apostando por contribuir a dar a conocer a nivel nacional el potencial de la expansión universitaria mierense.

Inma Álvarez, en la Biblioteca de Mieres.

Inma Álvarez, en la Biblioteca de Mieres. / David Montañés

«Mieres tiene un campus maravilloso que está infrautilizado. Las instalaciones de Barredo son las mejores de la Universidad de Oviedo y deben ser un referente a nivel nacional». Esta estudiante de Administración de Empresas de 22 años es la mejor elección posible para defender las virtudes del campus local en cualquier espacio en el que la dialéctica y la argumentación tengan validez determinante. Comenzó a debatir cuando inició sus estudios universitarios, hace cuatro años, y se ha enamorado de la disciplina: «Yo era muy tímida y me costaba enormemente expresarme en público. Como muchos otros jóvenes sentía vergüenza si tenía que exponer en clase cualquier tema», explica esta estudiante. Desde su experiencia, destaca que el debate contribuye a tener «una mente mucho más estructurada para saber qué quieres decir y qué no, ayudando a tener mucha calma interior, porque muchas veces te pones nervioso o pasan cosas que no te esperas… Y al final creo que la oratoria es seguridad, tenerla o aparentarla».

La cobertura

Inma Álvarez afronta el reto de organizar en Mieres el quinto campeonato nacional que pone en marcha el Club Debate Asturias con un doble objetivo: «Queremos que la disciplina siga creciendo y, además, ayudar a que el campus de Barredo se conozca en toda España». A la cita acudirán alrededor de un centenar de polemistas en representación de las mejores universidades del país: «En la actualidad donde más nivel hay posiblemente sea en Santiago de Compostela y Barcelona. En Mieres estarán con toda seguridad hasta campeones del mundo», subraya la máxima responsable del evento. 

La fase previa del campeonato se celebrará en las instalaciones del campus. Se habilitarán once aulas para los debates, abiertos al público. «Los participantes pernoctarán en la residencia del campus, ya que la comodidad es una de las grandes ventajas que ofrece una ciudad como Mieres para acoger eventos de este nivel», señala Inma Álvarez. Las finales se trasladarán al auditorio de la Casa de la Cultura. 

La competición se desarrollará bajo el formato conocido como debate Parlamento Británico o BP por sus siglas en inglés (British Parlamentary). Se trata de un modelo que cuenta con 8 participantes que se agrupan en 4 parejas, cada una de las cuales se constituye como una "cámara". Dos de las parejas debaten a favor de cierto tema o proposición, conformando la ‘bancada de gobierno’; mientras que las 2 restantes argumentan en contra, constituyendo la ‘bancada de oposición’. El debate se organiza por turnos y todas las parejas compiten entre ellas, incluso las que formen parte de una misma bancada.

Inma Álvarez aboga por introducir la práctica del debate en el sistema educativo español. «Ahora mismo no tiene ninguna presencia. Nuestra propuesta sería que en los cursos de tercero y cuarto de educación secundaria (ESO) se pudiera dedicar al debate semanalmente una de las cuatro horas de lengua. No basta con que algunos centros preparen equipos para competir en las ligas académicas», sostiene esta mierense, que estudió en el Colegio Santo Domingo de Guzmán y en el IES Bernardo de Quirós. «Es triste ver como universitarios que ya superan los veinte años de edad evitan hacer exposiciones en clase por la vergüenza que le supone intervenir en clase, aunque ellos les suponga quedarse sin poder mejorar la nota el examen».

En Mieres, el debate sobre el insuficiente aprovechamiento del campus de Barredo lleva sobre la mesa dos décadas. En febrero, habrá espacio en las instalaciones universitarias para otras muchas polémicas.