Sin clientes, sin economía: Felechosa se vacía de visitantes al quedar sin nieve, "el día a día es muy complicado"

Los empresarios alleranos exigen inversiones en Fuentes de Invierno para aprovechar la poca precipitación de inviernos como el actual

José Abel Martínez atiende a unos clientes portugueses que pasaron a alquilar equipos para acercarse a esquiar en los 100 metros de San Isidro. | A. Velasco

José Abel Martínez atiende a unos clientes portugueses que pasaron a alquilar equipos para acercarse a esquiar en los 100 metros de San Isidro. | A. Velasco / Andrés Velasco

Andrés Velasco

Andrés Velasco

Temporada de esquí 2021-2002. Post-pandemia. Puente de Carnaval. Los hoteles de Felechosa teniendo que comunicar a muchos clientes que las reservas estaban completas. Colas en los alquileres de esquí. Los bares, sin dar abasto a servir.

A la izquierda, Enrique Joglar en su cafetería «O’ Norte», en Felechosa. A la derecha, Manuel Megido repasa el libro de reservas en el hotel «El Fundil». | A. Velasco

A la izquierda, Enrique Joglar en su cafetería «O’ Norte», en Felechosa. A la derecha, Manuel Megido repasa el libro de reservas en el hotel «El Fundil». | A. Velasco / Andrés Velasco

Febrero de 2024. Un vecino pidiendo un café en un bar. Ni un alma en la calle y pocos coches en la carretera. Hoteles con apenas habitaciones ocupadas, y en los alquileres, algún portugués ocasional que quiere aprovechar los 100 metros de nieve abiertos en la estación leonesa de San Isidro.

Felechosa se vacía de visitantes al quedar sin nieve: "Necesitamos ya los cañones"

Felechosa se vacía de visitantes al quedar sin nieve: "Necesitamos ya los cañones" / Andrés Velasco

Esa es la realidad del valle de Aller este invierno. Resignación ante la situación que provoca la falta de nieve. En la madrugada del sábado neviscó, solo valió para "pintar" de blanco la montaña. El espesor para esquiar es insuficiente. Y en el sentir colectivo, cabreo por la falta de inversiones que permitan competir a Fuentes de Invierno con otras estaciones. La falta de cañones de nieve y servicios –como aseos y cafetería en la zona media– a juicio de los empresarios, lastran a una estación que "nació sin terminar".

Enrique Joglar es el responsable del bar O’Norte, en Felechosa. "La realidad es que estamos sobreviviendo gracias a los vecinos del valle de Aller, buscando actividades como actuaciones musicales u otras que puedan llenar un poco las mesas", apunta este hostelero. "La noche del viernes tenía que haber movimiento, es el puente de Carnaval, pero daba pena. No hice ni la mitad de la mitad de la caja de un viernes normal, mucho menos de un día de puente", indica Joglar. "El día a día es complicado cuando no hay nieve, pero las administraciones deben de poner soluciones ya, inversiones que permitan a Fuentes de Invierno competir", apunta.

"Es básico que acaben la estación, que tenga electricidad, que tenga cañones de nieve, y que tenga baños y cafetería en la zona media, donde más se mueven los esquiadores y especialmente los niños de semana blanca". Una pérdida de clientes que se nota en la plantilla. "Un invierno normal somos cinco trabajando, ahora somos dos más algún extra de forma ocasional", apunta este hostelero.

Son reivindicaciones a las que se suma Manuel Megido, propietario del hotel "El Fundil". Hasta hace unos días, tenía el hotel lleno, las 13 habitaciones. "Hoy tenemos cuatro ocupadas por todas las cancelaciones al no haber nieve", indica este veterano hostelero, que lleva tres lustros en Aller, y que califica este invierno como "seguramente el peor que hayamos vivido". "Estamos aguantando gracias al turismo de verano, que se incrementó tras la pandemia", apunta Megido. La temporada de esquí, dice, "es mala". "Este puente deberíamos estar llenos y apenas hay gente", señala. "Nosotros soportamos mejor el día a día porque es un hotel familiar y no tenemos empleados, pero hay negocios que lo pasan fatal", añade. "Fuentes de Invierno se inició con una inversión con la idea de hacer más cosas, pero al final no se ha hecho nada. Ya no hablo de cañones, que somos la única estación de España sin ellos. Pero la carretera, los servicios y recursos en la zona media, son fundamentales", demanda este hostelero. "Siempre ha habido en Asturias una predilección por Pajares", zanja.

Unos metros más abajo está la tienda "Teleskí". Un negocio de alquiler y venta de material de esquí. Allí entran en apenas 10 minutos dos grupos de cinco personas. Todos portugueses. Van a alquilar material para aprovechar los cien metros esquiables que hay en San Isidro. "Una nieve que podría haber en Fuentes de Invierno si hubiera cañones, porque aunque ahora estemos funcionando con gasoil, hay estudios que avalan que se pueden poner", afirma José Abel Martínez, que igual que los anteriores señala que es desesperante ver un Carnaval sin gente en las estaciones cuando es "el mejor puente del año". "O ponen cañones, o no vamos a poder competir, y aunque no haya electrificación, con los actuales generadores, la nieve aritificail es viable".

Cuando se van los clientes portugueses, José Abel Martínez se dedica a preparar material para tenerlo en las mejores condiciones. Puede hacerlo porque la tienda queda vacía. "En un sábado normal o un festivo como este puente, habría una cola de más de 150 personas esperando para coger los equipos de alquiler". La plantilla está a media jornada, cuando un buen invierno estarían haciendo incluso horas extra. "Este invierno es un desastre", lamenta José Abel Martínez. Palabra de los más afectados por la falta de nieve en Asturias.