Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Rodríguez Cortés

Una moredense olvidada: la actriz Araceli Fernández

La intérprete, que alcanzó gran relevancia en el teatro y los seriales radiofónicos, falleció hace 60 años

El pasado mayo se cumplieron 60 años del prematuro fallecimiento de la destacada actriz moredense Araceli Fernández Baizán, a consecuencia de un desgraciado accidente doméstico por inhalación de gas, en su domicilio de Madrid.

Nacida en Moreda en 1933, perdió pronto a sus padres y fue criada en casa de unos tíos en Avilés. De niña ya apuntaba incipientes cualidades interpretativas, incluso declamó unos versos en Oviedo en el Teatro Campoamor y ya desde muy joven, se incorporó a la Compañía Asturiana de Comedias que dirigía el inolvidable José Manuel Rodríguez, con Rosario Trabanco, Honorino García y "El Presi". De José Manuel Rodríguez recuerdo una anécdota que solía contar. Cuando le preguntaron en cierta ocasión por su primer papel contestó con su natural repentización: "El primer papel que conocí fue el de estraza". El próximo año se cumplirá el 75 aniversario de la muerte de José Manuel.

Tiempo más tarde, Araceli se trasladó a Madrid y empezó a protagonizar papeles en obras teatrales en programas de Radio Nacional y en la Televisión Española de sus comienzos en el Paseo de La Habana, donde compartía escenarios con actores, después muy populares, como Jesús Puente.

Al fallecimiento de Araceli, la prestigiosa revista de la década de los 60/70 del pasado siglo "Gaceta Ilustrada", le dedicó una nota necrológica de la que entresacamos una síntesis de la misma: "Ha muerto Araceli Fernández Baizán, nos costó trabajo creerlo como cuesta siempre creer en la desaparición de los buenos amigos. Hizo muchos papeles en grandes y pequeños teatros, en guiones cortos y seriales. Todos tardaremos tiempo en olvidar su interpretación en el ‘Zoo de cristal’. También era una voz muy conocida en Radio Nacional, donde empezó la segunda etapa de su carrera. Es lástima. Hemos perdido una gran actriz". Se truncaba así el brillante porvenir de Araceli cuando aún no había cumplido los treinta años.

En Moreda se celebraron funerales a su muerte y la prensa asturiana publicó diversas notas necrológicas, entre las que recordamos una muy emotiva de Manuel Avello. Simultáneamente a una de esas notas, en el desaparecido diario "Región", se publicaba un anuncio de la familia dando las gracias por la asistencia a los actos fúnebres.

Recabamos información a varios coetáneos vecinos de Araceli como Juan de Lillo, Donato, Lito Prieto, etc y ninguno recuerda su pasado en Moreda. Únicamente Lito Horta, que actualmente reside en Gijón, aporta un ligero recuerdo de una "adolescente muy atractiva".

Compartir el artículo

stats