Opinión

Un necesario cambio en la movilidad en la comarca del Nalón

La necesidad de desdoblar el Corredor del Nalón y de mejorar el servicio del ferrocarril

La alta siniestralidad del Corredor del Nalón es, desde hace más de una década, una fuente constante de preocupación para vecinos y vecinas de la comarca. También para los miles de conductores que circulan cada día por esta carretera.

El pasado miércoles, un accidente mortal segó la vida de dos personas –una mujer, de 68 años, y su hijo, de 39–. Con ellos, son ya seis personas fallecidas en el Corredor del Nalón desde enero de 2023 hasta ahora.

Recordemos que no son solo cifras. Porque el dolor, el vacío de una pérdida, no se puede contabilizar. Por eso, antes de continuar escribiendo este artículo, me gustaría trasladar mi sincero sentido pésame para las familias que sufren el pesar de esta inmensa pena.

Pero no puedo evitar preguntarme hasta cuándo vamos a seguir reclamando un cambio en el modelo de movilidad en la comarca del Nalón. No puedo evitar preguntarme a qué espera el Gobierno de Asturies para tomar medidas contundentes. Y no solo me refiero a la obra del desdoblamiento, que lleva más de diez años comprometida y sigue sin plazo de ejecución, sino también a la necesaria mejora en la red de Cercanías de la comarca.

La falta de apuesta por esta red ferroviaria (Pola de Laviana-Xixón), que estuvo más de un año en obras y sigue sufriendo retrasos y averías en los trenes, ha desembocado en un repunte del tráfico en el Corredor del Nalón.

Lo dice la lógica, lo confirman las cifras. Según los últimos datos del mapa de aforos de las carreteras de Asturies, la AS-117 (Corredor del Nalón) ganó usuarios en todos sus tramos. Sirva este ejemplo: en el tramo de El Entrego, el número de vehículos pasó de 13.553 a 14.479 al día (la comparación es entre los últimos informes disponibles, año 2021 y año 2022 respectivamente).

Apostar por el ferrocarril es, en todo caso, apostar por el futuro. Es apostar por el medio de transporte más sostenible. Y en el caso concreto de la comarca del Nalón, además, es apostar por la seguridad.

Es incomprensible que el Gobierno de Asturies siga sin escuchar las propuestas, casi clamor, de los y las usuarias por una línea ferroviaria mejor en la comarca del Nalón.

Esta defensa a ultranza por la línea ferroviaria en el valle, extensible a toda Asturies, no resta fuerza a mi enérgica demanda por abordar ya –sin más preámbulos ni demoras– la obra del desdoblamiento del Corredor del Nalón. Nos parece una falta de respeto que el presidente del Principado, Adrián Barbón, anuncie radares y medianas de hormigón para mejorar la seguridad. El Gobierno de Asturies sabe que los parches no sirven en esta carretera. Sabe, desde hace años, que el desdoblamiento es la única medida oportuna para mejorar la movilidad y la seguridad en la comarca. Para salvar vidas.