Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mass media, cloacas del poder

Sanclemente acerca al inspector Ortega y a la periodista Leire Castelló a la España del banco malo y los grandes juicios

Cultura - Libros

José Sanclemente es un periodista muy vinculado –ya sea como redactor, fundador, consejero o asesor– a grupos de comunicación desde hace muchos años. Su primera novela, “Tienes que contarlo”, apareció en 2012 y fue el comienzo de la saga protagonizada por el inspector Julián Ortega y la periodista del diario “El Universal” Leire Castelló. En ella, el asesinato del periodista Belarmino Suárez Krugman le permitía al autor hablar de la decadencia de los medios de comunicación, la crisis del periodismo y del 15M. En la segunda novela de la saga, “No es lo que parece”, se adentró en el mundo de la radio, la banca y las sombras de los medios de comunicación. Luego vendría “Esta es tu vida”, donde el crimen de una mujer en el campanario de la iglesia el día de la inauguración de las nuevas campanas, le servía para deslizar el bisturí por los programas de televisión y sobre todo los “reality shows”.

Ahora, los escaparates de las librerías ven su cuarta entrega, “Regeneración”, que se abre con aquella paradoja de Giuseppe Tomasi di Lampedusa en “El Gatopardo”: “Si quieres que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”. Tal vez porque esta nueva aventura de su pareja de sabuesos se sitúa después del 15M, la primera reacción social ante la crisis del 2008. En aquel movimiento se solicitaba la regeneración institucional y de la praxis política. Sin embargo, nada de eso ocurrió con el paso de los años, por lo que los movimientos sociales y políticos que la solicitaban y gobernaron o gobiernan alguna institución local o cogobiernan administraciones autonómicas o nacionales, hoy sufren un desgaste que tiende a un gigantesco colapso, como las estrellas antes de convertirse en enanas blanca. Ese es el contexto histórico en el que Sanclemente sitúa su novela, el momento en el que se producen los futuros casos judicializados que inundaron las portadas de los periódicos: “caso Nicolás”, “operación Cataluña”, “caso Pinto”, “operación Tándem”, “operación Gürtel”, la caja B del PP, la destrucción de ordenadores de Bárcenas y la “operación Púnica”.

En “Regeneración”, Julián Ortega, su inspector de la Brigada Criminal de Barcelona, investiga el asesinato de un personaje vinculado con un fondo buitre. La periodista Leire Castelló ha dejado Barcelona para incorporarse a un periódico de Madrid, “Liberación”, que pretende influir en la política en la capital y en el Ibex-35. En esos momentos se produce otro asesinato en Madrid del presidente de la Sareb, un banco malo que se quedó con los activos de otros bancos. Ambos asesinatos parecen tener algo en común, por lo que el autor emplea a sus personajes en la investigación y nos descubre un mundo que se ha pretendido regenerar, pero que está casi peor que en épocas pasadas. Los dos protagonistas han ido madurando desde su primera novela, sin dejar ese contraste entre la óptica del policía que se fanatiza con la investigación y la periodista de raza. “Querrán saber de qué pie cojeas, te invitarán a decenas de despachos y te llevarán a comer a sitios caros donde te harán suculentas confesiones, que no serán otra cosa que bulos sobre la bien que lo hacen y patrañas sobre sus enemigos” (p. 16), como le recordará un compañero de profesión, de apodo “Pulitzer”. Todo ello sin olvidar que es necesario un “buen olfato para ir mas allá de lo que nos cuentan los políticos con sus superficialidades y eslóganes” (p. 20).

De ahí que distingamos perfectamente las agrupaciones políticas presentes en la novela, pese a que hayan cambiado los nombres. O quién se encuentra bajo las denominaciones de comisario Valero y sus hombres. Ruedas de prensa oficiales sin preguntas o con preguntas amañadas, sopladores de burbujas inmobiliarias, fondos chinos de inversiones, falsificación de documentos, móviles encriptados, escraches a políticos y la distinción entre periodistas y dueños de los medios de comunicación: se distingue perfectamente a los protagonistas de aquella época. Otra muestra de cómo la realidad amamanta la ficción criminal con la política corrupta, la economía descontrolada y negra, la corrupción en todos los ámbitos y unos medios que beben en esas fuentes, pese a que los hay honestos y comprometidos.

Portada del libro.

Regeneración

José Sanclemente 

Roca Editorial 285 páginas, 17,90 euros

Compartir el artículo

stats