Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con Llingua propia

Otros cuentos posibles

Lleer a Adolfo Camilo Díaz en “Skull City y otres histories” presta especialmente porque devuelve la lliteratura a la so función esencial d’entretenimientu

Cultura - Libros

Cultura - Libros

Tien Adolfo Camilo Díaz la maña natural pa mecer la cultura popular y l’alta cultura en xéneros artísticos de lo más estremao, dende la novela al teatru, pasando pela lliteratura xuvenil hasta aportar al rellatu. Equí asitia a los sos personaxes siempre a piques de cayer pel sotambiu del abandonu y la desesperanza en “Skull City y otres histories”. Lleer a Adolfo Camilo Díaz presta especialmente porque devuelve la lliteratura a la so función esencial d’entretenimientu, al empar que nun descuida trabayar la psicoloxía los personaxes pa facelos demasiao humanos. Nun podemos negar tampoco que nel autor de Caborana achísbase siempre dalgo teatral na espresividá, na oralidá, y na xestualidá d’esos personaxes.

Entama asina con un rellatu de western, cola ficción d’un escritor de bolsillibros, aquella lliteratura de cordel que tuvo tantos llectores, y que tovía caltién abondos d’ellos. La hestoria, ambientada nun pueblu del oeste americanu, tien reflexu real na vida del protagonista, de tal xeitu que’l llector acaba descubriendo que tamién la posguerra pudo ser una época asemeyada a la que retraten los westerns. ¿Qué rellación hai ente mundos tan distintos? La rellación resúmese n’Adolfo Camilo Díaz que, como un furacu negru, atrái a la so imaxinación tolo que lu arrodia. Solo asina ye dable comprender que, después d’un western, el siguiente cuentu consista nun drama social sobre la esplotación infantil nel tercer mundu. Una esplotación doble, pol trabayu y pol empléu, a mayores, de la visión de les llaceríes llaborales como activu turísticu. Confieso que fui a buscar n’internet, llueu de lleer el rellatu, ónde ta Sri Nam. L’esmolimientu social apaez tamién en “Fotograma”. Son cortes que revuelven l’estómadu.

De contino, siguen dos cuentos apocalípticos, unu mui curtiu y otru más llargu y de temática mui querida p’Adolfo Camilo Díaz: “Glayíu zombi”. Cine y sexu conxugan verbos y acciones en “El besu” y “King Kong”. Al autor de Caborana présta-y rompe-y el cadril al llector, si se me permite la metáfora futbolística, y n’otru rellatu (“Fueya de ruta”) apuesta por xuntar la ciencia ficción colo sicalíptico: un viaxe dende’l Pechu Izquierdu d’Angelina Jolie hasta la Rodiya Izquierda, con paraes nel Pechu Derechu o na mesma Vulva. Y mesmo pasa con “La espedición”, onde una tripulación de científicos sal a la gueta de “les fontes que nacen de les entrañes de les muyeres”. Adolfo Camilo emplega l’humor nos nomes propios (referencies a práctiques sexuales de toa triba) y na trama d’esta tripulación a lo Star Trek pornográfico. Una llocura simpática y resultona qu’entretién pol mor de ser un xuegu lliterariu nel fondu y na forma.

Los cuentos clásicos revisítalos en “L’unicorniu azul” dende un óptica moderna y onde rescamplen les so bases ideolóxiques. Hai divertimentos narrativos como “Nacimientu”, una fábula contemporánea sobre’l nacimientu de Xesús. “Sara” recuerda a aquella canción de Franco Battiato: “Otra vida”. Requierse otra vida pa la protagonista. Non siempre ye fácil atopar la puerte. Un cuentu incómodu y seriu. De los meyores, sinón el meyor, del llibru. Y cierra’l volume’l corte tituláu “La piel”, una hestoria dura sobre la represión minera en dómines d’inxusticia xabaz. Guapu rellatu qu’antecede a un capítulu nel que l’autor esplica bona parte de la intrahestoria de los cuentos, cómo nacieron, en qué llibru apaecieron o qué premiu ganaron. Agradez el llector estos mapes del oficiu d’escritor como ayuda pa comprender los mecanismos d’articulación de trames y les razones fondes detrás de los temes. Termino con una cita a manera de resume: “La lliteratura que tamos construyendo n’Asturies (nun sentíu arquitectónicu) sigue siendo una lliteratura poco madura y ayena, en bona parte, a lo que se fai en cualesquier otra lliteratura aposentada, con percorríu, del vieyu continente”. Poques vegaes se sentirá una afirmación tan valiente y rebelde. Un xuiciu que, lloñe de ser pesimista, indica un esperanzador sentíu de la responsabilidá. Namás vamos ser a medrar si nos decatamos del sitiu qu’ocupamos nel ecosistema lliterariu peninsular (arrequexaos aínda en temes y tonos) ya inclusive, siendo ambiciosu nes mires, mundial. Granible llibru de rellatos.

Cola ayuda de la Conseyería de Cultura, Política Llingüística y Turismu del Principáu d’Asturies

Cubierta del libro

Cubierta del libro

Skull City y otres histories

Adolfo Camilo Díaz

Ediciones Trabe, 320 páxines, 15 euros

Compartir el artículo

stats