29 de octubre de 2012
29.10.2012

Las carreras de montaña, de moda

La I Subida al Picu Fariu, dentro del circuito Seronda Trail Series, ratifica la importancia de este tipo de pruebas entre los atletas asturianos

29.10.2012 | 01:00
Antonio Madriñán y Héctor Moro, durante la I Subida al Picu Fariu. / FOTO CEDIDA POR LUIS LASTRA

Una de las metas del mundo del deporte puede decirse que radica en superarse a uno mismo. En los últimos años, las carreras de montaña van tomando poco a poco posición en el panorama del atletismo regional. Son muchos los que prefieren asumir nuevos retos y tomar parte en este tipo de pruebas. Y así se pudo demostrar en la I Subida al Picu Fariu. «El objetivo era que la gente pudiese probar en este tipo de carreras, ya que las condiciones eran asequibles y las vistas desde el Picu Fariu con el buen tiempo permitían apreciar Tineo, Avilés o los Picos de Europa», comenta Juan Fuego, corredor y coordinador de la I Subida al Picu Fariu.

La segunda prueba del Circuito Seronda Trail Series-Gran Prix Grupo MPCMás contó con 180 corredores en la línea de salida. Raúl Castán y Mariam Zapico fueron los vencedores. El propio Castán (Trangoworld) se distanció al comienzo junto a Raúl Cámara (Mund) y Fran Piñera (Avientu Centeno) del resto de perseguidores. Un comienzo fulgurante para intentar la victoria en esta prueba de 23 kilómetros y 1.800 metros de desnivel acumulado y que se decidió tras un descenso vertiginoso hasta la Plaza del Cabo Noval de Pola de Siero. Por su parte, en categoría femenina, la incansable componente del Reino Astur, Ana Cristina Aguado, y Esther Bello ( Estadio Gijón) lograron hacerse con un puesto en el podium. Con esta nueva victoria, el corredor segoviano Raúl García Castán ha dejado constancia en Pola de Siero de su brillante trayectoria en la que ya suma 71 triunfos en carreras de montaña.

Uno de los encantos de esta competición es disfrutar del paisaje y aprovechar todas las posibilidades que ofrece el entorno de la montaña. En este caso, la competición a su llegada al Picu Fariu ofrecía, tras varios toboganes entre senderos, pistas y bosques de hayedos y castaños, junto a la posibilidad de reconocer gran parte de la geografía asturiana. Por eso, Juan Fuego recuerda los pequeños requisitos que se necesitan para formar parte de este tipo de aventuras. «Fondo y ser consciente de las limitaciones de uno mismo: saber que puedes estar corriendo más horas a un ritmo muy fuerte. Si se tiene un poco de destreza en la primera bajada se puede cumplir después todo el trayecto de la competición sin ningún tipo de problema».

Las Serondas Trail Series han debutado con un gran acogida. La primera prueba fue entre Villaviciosa y Cabranes el 7 de octubre. Fran Piñera, Santi Obaya y Juan Montes fueron en aquel entonces los tres primeros de la prueba en categoría masculina, mientras que el podium femenino fue el mismo que en esta segunda competición. La tercera y última cita de esta edición será el próximo 18 de noviembre con un nuevo circuito de carreras por montaña en Nava. Las Seronda Trail Series vivirán una prueba de 23 kilómetros y casi 3.000 metros de desnivel acumulados entre los paisajes de la Sierra de Peñamayor y las Foces del Río Pendón.

La montaña pide paso y así lo están demostrando los corredores. Son muchos los que ya han decidido probar suerte en estas competiciones y medir su potencial fuera de las Media Maratón o las pruebas populares. Un dato que ratifica el propio Juan Fuego. «Hubo cerca de 50 polesos corriendo en una carrera con unas características importantes. No es como una San Silvestre que la pueda correr cualquiera. Es una forma diferente de entender el deporte. No es como una Media Maratón en la que estás pendiente del reloj y acabas agotado mentalmente. La gente que nos dedicamos a esto lo hacemos por afición y se acaba disfrutando mucho más de la dureza, el paisaje y salirse de la rutina que ofrecen durante la carrera otras pruebas convencionales».

Asturias trabaja de esta manera en la formación de varios deportistas que se hacen además un hueco en el panorama nacional. Las montañas de la región se quedan en ocasiones pequeños para una hornada de atletas con sed de triunfos y así lo demostró Santi Obaya. El último fin de semana logró la victoria en la «Tenerife Blue Trail». Una competición de 95 kilómetros por la isla de Tenerife y que demuestra el potencial de un Santi Obaya que ha sido Campeón de la Copa de Asturias y del Campeonato de carreras por montaña. Además de vencer en el País Vasco en la mítica «Galarleiz» (maratón de montaña más antigua de España) y de firmar más de 15 podiums en lo que va de temporada. Y todo esto después de haber ganado este mismo mes en la prueba entre Villaviciosa y Cabranes. Una muestra más de que la montaña está muy viva y que pruebas como la Subida al Picu Fariu sirven para satisfacer una demanda muy extendida entre los deportistas asturianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2013

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en Ferrari

 
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine