15 de mayo de 2012
15.05.2012
40 Años
40 Años
Baloncesto

El objetivo del ADBA, las once victorias

«Viene un partido que hay que ganar», afirma Rubén Álvarez

14.03.2012 | 01:00
Pamela, del ADBA, busca el pase a sus compañeras ante el Carmelitas.

Avilés, Marta BERNARDO


No está siendo una temporada fácil para el ADBA. El conjunto avilesino está en cuadro desde el parón navideño y desde entonces sólo ha conseguido dos victorias. La renta de la primera parte de la temporada permite al conjunto avilesino mantenerse en las posiciones cómodas de la tabla. Con todo, tampoco el equipo se puede relajar y el técnico, Rubén Álvarez, ya se ha marcado un objetivo: «Tenemos que llegar a las diez u once victorias», sentencia. El equipo cuenta por el momento con ocho y restan siete jornadas para terminar la competición.


«Tenemos que ser realistas. Las jugadoras están trabajando bien, pero las circunstancias no son las mejores. No creo que nos metamos en problemas, pero habrá que luchar cada partido en casa como si fuera una final y fuera va a ser difícil ganar, pero hay que lucharlo también», afirma el entrenador, que quiere sacar el máximo partido a las jugadoras en lo que resta de competición.


Álvarez cree que el próximo partido es muy importante. Las avilesinas se enfrentan al Universidad de Valladolid, un equipo que se encuentra luchando por separarse de los puestos de descenso. «Tenemos que abrir todo el hueco que podamos con estos equipos. El que viene es uno de esos partidos que hay que ganar sí o sí», señala el técnico del ADBA.


Pese a la posición en la tabla, Álvarez no se fía: «Es un equipo algo irregular, pero precisamente por eso te pueden coger en jaque. Hace poco ganaron a uno de los equipos de arriba. No nos pondrán las cosas fáciles», explica.


Por muy complicado que se ponga todo, el técnico, contento con el juego de la plantilla, valora sobre todo la entrega de las jugadoras: «Llegan cada día a entrenar con la misma ilusión y ganas que el primero», sentencia.


Las nuevas jugadoras del equipo, Belén Mejías e Isabel Díez, que han llegado para reforzar el mermado equipo, se están acoplando bien y ya se han contagiado del ambiente del equipo: «Lo que más me ha sorprendido es la ilusión con la que vienen por trabajar y ayudar al equipo en todo lo que pueden. Son jóvenes. A estas alturas de la temporada podrían llegar ya con desgana, pero da la sensación de que les daría igual que estuviéramos luchando arriba que donde estamos. Tienen muchas ganas», explica Álvarez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine