Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fondo Norte

El mes decisivo, con siete partidos

La situación del Sporting impide dejar de lado cualquier encuentro, comenzando por el del domingo

Como en el romance clásico, pasan los días y, sin embargo, no se apagan los ecos del partido de España en Gijón. Dos vertientes del mismo merecen la ocupación de los más finos analistas del lugar. La primera, las razones por las que El Molinón no llegó al lleno es

Resuelto el encuentro de esta noche, los focos se orientarán hacia la Liga y la Liga de Campeones, que son las dos grandes competiciones pendientes. Queda también la final de la Copa del Rey, pero está reservada a Barcelona y Alavés, sin que ningún otro tenga papel alguno que jugar en la misma.

La Liga, claro está, es cuestión clave para el Sporting, que regresó ayer a los entrenamiento tras el descanso activo del fin de semana. Al Sporting, como a casi todos, le llega la racha en la que ya no caben disculpas. El equipo del caporal Rubi tiene que recortar cinco puntos en los diez duelos en los que se van a jugar treinta puntos. Ya pueden afinar el lápiz el entrenador y los jugadores para alcanzar el objetivo marcado a primeros de ejercicio futbolístico. Cinco puntos de treinta parecen objetivo complicado, pero accesible siempre que los jugadores rojiblancos sean capaces de no despreciar ningún partido de los que quedan pendientes. Y el primero es el del mediodía del domingo en Sevilla ante el equipo de Sampaoli, quien se ve privado de tres internacionales por lesiones, Rami, Mercado y Jovetic, tres puntales sin duda, con sustitutos de calidad dada la potencia de la plantilla sevillista. Pese a esa circunstancias, el Sporting no puede dar por perdido el partido del Sánchez Pizjuán. Al contrario, es uno de esos partidos destinados a cargar de moral y esperanza al equipo siempre que lo saque adelante, sea en forma de victoria sea en forma de empate, que a estas alturas de la competición no se pueden poner pegas a la suma de un punto fuera de casa.

El partido de Sevilla es el primero de los siete que el Sporting habrá de jugar durante el mes de abril. Veintiún puntos de los treinta totales. Ya no queda tiempo para las cuentas.

Por cierto, si pregunto, ¿molesto?: ¿tiene claro Esuperio cuál es la vía más adecuada para alcanzar los puntos necesarios para la salvación de este Sporting que parecer haberse rearmado en las últimas jornadas? Próxima parada, Capuchinos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats