Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Lealtad no sabe perder

A falta de diez partidos para el final de la Liga, el equipo de Villaviciosa es el único invicto de categoría nacional

Los jugadores del Lealtad felicitan a Saha tras marcar un gol en Grado.

Los jugadores del Lealtad felicitan a Saha tras marcar un gol en Grado. MIKI LÓPEZ

A falta de sólo diez partidos para acabar la temporada regular, la liga de 38 jornadas, el Lealtad no sabe lo que es perder. Hace tiempo que presume de ser el único equipo de categoría nacional en el fútbol español que permanece invicto. Un éxito que sorprende a la propia

El Lealtad está en el camino de igualar la gesta del Barcelona, que la pasada temporada no perdió hasta la penúltima jornada de Primera División, es decir, 36 partidos invicto en una de las mejores ligas del mundo. En Villaviciosa se toman la racha con satisfacción, ya que viene a compensar la desilusión de la pasada campaña, pero también con la certeza de que el embrujo se puede romper en cualquier momento. "Es complicadísimo porque, después de tantos partidos, tiendes a relajarte. Los chavales tienen mucho mérito", explica Samuel, encantado con la plantilla que dirige.

Pedro Menéndez está contento con los jugadores y con el entrenador, y satisfecho consigo mismo. Porque, más allá de su cargo de presidente, este Lealtad es principalmente el resultado del trabajo de un hombre que no se resignó a la desaparición del club de su vida. "Empiezo a notar que hay gente en la villa que valora lo que hicimos porque hace siete años cogimos al Lealtad en un momento complicadísimo, casi muerto".

Tanto Pedro Menéndez como Samuel Baños dan más importancia al objetivo final, la vuelta a Segunda B, que ampliar un record con resonancia nacional. "Lo normal es perder partidos, lo hemos hablado muchas veces", señala el entrenador, mientras que el presidente sueña con repetir la experiencia en una categoría que le dejó huella: "Ahora la gente se da cuenta de que, durante cuatro años, pasaron por aquí jugadores muy importantes".

Con seis puntos de ventaja sobre el Marino, en el Lealtad son conscientes de que el partido dentro de tres semanas en Les Caleyes, frente a los de Luanco, puede ser decisivo para afrontar con ventaja el play-off de ascenso. "Es importantísimo quedar primeros", recalca Menéndez, que tiene muy presente cómo llegó el anterior ascenso. Samuel está de acuerdo, pero lo relativiza: "No sería una decepción porque a principio de temporada había otros equipos con más potencial económico. Además, el Marino está haciendo un temporadón y puede pasar cualquier cosa".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats