Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BALONCESTO | LEB ORO

El OCB más internacional

El Liberbank Oviedo tiene confirmados para la próxima temporada ocho jugadores que proceden de seis países diferentes

El noruego Harald Frey, con el balón, durante un partido de la Universidad Montana State.

El noruego Harald Frey, con el balón, durante un partido de la Universidad Montana State.

El Liberbank Oviedo Baloncesto tiene ahora mismo confirmados para la próxima temporada a un base noruego (Harald Frey), otro estadounidense (Micah Speight), un escolta mozambiqueño (Kendal Manuel), un alero andorrano (Alexis Bartolomé), un pívot de Congo (Herve Kabasele), a los que se suman tres jugadores españoles: el ala-pívot catalán Marc Martí, el escolta ovetense Saúl Blanco y el pívot canario Oliver Arteaga.

La situación económica por la que afronta el equipo, con una reducción de su presupuesto de más del 40%, ha hecho que la dirección deportiva de la entidad, dirigida por Héctor Galán, se haya visto obligada a mirar con lupa todos los rincones del mercado, acabando por firmar a jugadores de nacionalidades que nunca antes habían formado para del conjunto asturiano, como la noruega o la mozambiqueña. Un abanico de países que podría ampliarse antes de que el club cierre la plantilla.

Uno de los asuntos más urgentes ahora para la dirección deportiva del OCB es firmar a un ala-pívot que permita dar un salto de calidad y de contundencia al juego interior del equipo. La pareja de pívots que formarán Oliver Arteaga y Herve Kabasele da bastante confianza. El primero es un clásico de la categoría que, además de su experiencia, debe aportar números, los que lleva haciendo durante toda una carrera en la que ha estado entre los más valorados de la categoría. Un jugador veterano que tendrá un buen relevo en un pívot físico y contundente como Kabasele. Pero ese juego interior, con Marc Martí de "cuatro", necesita otro referente que aporte puntos y rebotes al equipo. La búsqueda está bien encaminada y cerca de resolverse.

La otra pieza que busca el OCB y que daría prácticamente por cerrada la plantilla (faltarían uno o dos jugadores probablemente sub-22) es un alero. También en este caso el equipo ovetense debe afinar la puntería y firmar a un jugador importante que haga al equipo más competitivo. En este caso la búsqueda está aún en sus comienzos, aunque en el mercado, muy amplio, el club ha encontrado a jugadores que les parecen interesantes.

A pesar de la incertidumbre que rodea al comienzo de la liga, en el OCB están satisfecho de la plantilla que están haciendo con tantas dificultades y, sobre todo, de haber podido firmar a un jugador como Saúl Blanco. El ovetense, el mejor jugador asturiano de siempre, no se retirará sin haber jugado en casa.

Compartir el artículo

stats