Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting, contra el gafe de Castalia

Los rojiblancos, aunque encaminaron el ascenso de 2008 tras una derrota en Castellón, solo ganaron allí 3 partidos de 16 disputados

Aficionados rojiblancos en la temporada 2007-08 celebran sobre el césped de Castalia el traspiés de la Real Sociedad, que dejaba al Sporting al borde del ascenso pese a su derrota en Castellón.

Aficionados rojiblancos en la temporada 2007-08 celebran sobre el césped de Castalia el traspiés de la Real Sociedad, que dejaba al Sporting al borde del ascenso pese a su derrota en Castellón. Jesús Farpón

El Sporting visita hoy uno de los campos que peor se le da de la categoría: Castalia, hogar del Castellón. Los rojiblancos únicamente han podido sumar tres victorias en tierras castellonenses en sus dieciséis visitas, un balance muy pobre que buscarán engordar esta tarde. Sin embargo, no todas las derrotas allí fueron igual de amargas. En la temporada 2007-2008, el equipo rojiblanco, entrenado entonces por Manolo Preciado, celebró el haber podido encaminar el ascenso a Primera División en aquel estadio. Eso sí, tras una derrota, por 1-0.

Los datos del Sporting en la capital de la Plana Alta son realmente malos. Los rojiblancos suman 16 visitas a Castalia en su historia, y hasta una docena de ella se saldaron con derrota. Únicamente en tres encuentros los gijoneses pudieron traerse los tres puntos de vuelta. Además, sumó un empate, sin goles, en el año 1970.

La última victoria rojiblanca en el campo del Castellón se remonta a la temporada 2006-2007, un año antes del mentado ascenso. Entonces, los jugadores de Manolo Preciado se impusieron a los locales por 0-3, con goles de Congo, Diego Castro y Míchel. Para buscar otro resultado a favor en tierras castellonenses hay que mirar mucho más atrás. En concreto, a la temporada 1981-1982, cuando los rojiblancos lograron vencer por 0-2, con goles de Ferrero y Uría en un equipo que estaba dirigido por Vicente Miera. La primera victoria del Sporting en Castalia tuvo lugar en el curso 1946-1947, con goles de Méndez y Ladreda. Peña era entonces el entrenador.

Se da la circunstancia, además, de que el Sporting solo gana en Castellón cuando no recibe ningún gol. Siempre que los locales anotan acaban ganando el encuentro. Así, el balance goleador de los rojiblancos en Castalia es de 7 goles a favor por 25 en contra.

Una circunstancia que vira por completo en los Sporting-Castellón en los que los rojiblancos actúan como locales. En El Molinón, el Castellón únicamente ha logrado ganar en dos ocasiones y solo ha logrado cosechar dos empates. En el resto de encuentros, trece, la victoria fue siempre para los gijoneses. El balance goleador en El Molinón es de 32 a 10 a favor de los locales.

Sin embargo, si por algo recuerdan todos los rojiblancos el estadio albinegro es porque allí se encaminó el penúltimo ascenso a Primera División, en la temporada 2007-2008. Los pupilos de Manolo Preciado cayeron derrotados, contra pronóstico, por 1-0, refrendando así el gafe de Castalia. Sin embargo, dos goles del Alavés para remontar en la recta final del encuentro que les enfrentaba a la Real Sociedad –principal rival del Sporting en la lucha por el ascenso– hizo que el club gijonés prácticamente firmara el ascenso, a falta de rubricarlo en la última jornada liguera en El Molinón, contra el Eibar, como finalmente hizo ganando por 2-0.

La afición gijonesa desplazada hasta Castalia –alrededor de 4.000 personas–, no dudó en saltar al césped del estadio castellonense para celebrar aquel resultado, como si de un ascenso se tratara –casi lo era–. Nunca una derrota del Sporting se celebró tanto.

Compartir el artículo

stats