Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Marino, sin cuatro titulares para el partido en Ganzábal

“Al margen del domingo, que fue un desastre, el equipo está compitiendo”, asegura el entrenador luanquín, Manel

“Hay más bajas en Luanco que en Afganistán”. Los reveses no acaban con el sentido del humor de Manel Menéndez, el entrenador del Marino, que ha empezado a preparar el partido del sábado en Ganzábal sin cuatro de sus titulares habituales. Nacho Matador es baja segura y serán duda hasta última hora Luis Morán, Lora y Steven. Además, Sergio Ríos está pendiente de pruebas para comprobar el alcance de las molestias que sufre en una rodilla tras un giro en el partido frente al Arosa.

“Tenemos una plantilla bastante equilibrada para plantear los partidos en función del rival, pero hasta ahora no he podido elegir”, señaló Manel, resignado por tantos contratiempos, que se unen a las dos derrotas iniciales: “Quitando el otro día, que fue un desastre, el equipo está compitiendo”. Y está convencido de que cuando pueda trabajar con normalidad con toda la plantilla se notará en los resultados: “Ya llevo tiempo entrenando y sé que esto son dinámicas”.

Las lesiones han afectado sobre todo a la delantera, hasta el punto de que frente al Arosa tuvo que alinear a un mediapunta, Nino, como jugador más adelantado. Uno de los que podrían adaptarse a esa posición, Omar Álvarez, se incorporó dos días antes de empezar la liga y todavía no está a punto físicamente. “En condiciones normales todavía no habrá jugado, pero no me quedó otro remedio”.

Manel no le da importancia a que los dos próximos partidos sean frente a rivales asturianos, el Langreo y el Ceares: “Lo que está claro es que ellos empezaron mejor y vamos con más necesidad. Sabemos que son equipos difíciles, pero nosotros también. El 0-2 del domingo fue engañoso, el Arosa no fue tan superior”.

Compartir el artículo

stats