Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Homenaje en piedra al Naranjo de Bulnes: una "cerradura" que mira hacia el Urriellu desde Poo de Cabrales

El espectacular monumento en piedra caliza fue colocado en la jornada de hoy y será inaugurado mañana, viernes

El nuevo monumento de homenaje al Picu Urriellu y sus escaladores, junto a su autor, Silfredo Torrado.

“Espero que os guste, es la hos… de guapu”, manifestó a LA NUEVA ESPAÑA esta tarde de jueves Silfredo Torrado Fernández, una vez se colocó en la zona conocida como Pozo de la Oración, en Poo de Cabrales, el espectacular monumento denominado Viario de una roca viva. Una escultura creada en homenaje a todos los aperturistas de vías en el Picu Urriellu. La escultura fue realizada en piedra caliza de los Picos de Europa, con unas dimensiones de 2,20x 1,40 y por 0,50 metros, la cual fue posible gracias a la colaboración del Taller de Cantería Cardín, de Les Roces (Cangas de Onís) . 

 “Se podrá mirar a través de él y ver el Pico Urriellu”, apuntó el Silfredo Torrado, a punto de estrenar su última y llamativa obra en piedra caliza de los Picos. “Es la réplica de un diario sobre dimensionado, en cuya portada resalta el Picu Urriellu esculpido con el ojo de una cerradura en el centro de éste, que lo traspasa y por la que se puede ver en días despejados el Picu original” añadió. La obra en sí misma, es un homenaje a todas aquellas personas que han escrito cada una de sus páginas, abriendo nuevas vías en él. Será inaugurada mañana, viernes, 29 de octubre.   

El Picu Urriellu, visto desde la cerradura de la escultura.

El Picu Urriellu, visto desde la cerradura de la escultura.

Con ese viario del famoso y mítico Picu Urriellu, se trata de hacer un guiño al diario personal, día a día y vía a vía. “De este viario solo unos pocos tienen la llave que encierra sus más íntimos secretos. Todos los homenajeados tendrán una llave simbólica de este viario, la cual sirve para recordarles y agradecerles su esfuerzo y aportación a lo que es el alma de esta obra”, explica Torrado. “Y para quien así quiera verlo, es ‘la cerradura que te abre el corazón de los Picos de Europa’, sentencia.  

 La escultura es interactiva y capaz de interactuar con el propio Picu dependiendo de la meteorología reinante en la zona y con todas las personas que quieran fotografiarse con ella tal y como quieran, sin ningún tipo de restricción alguna. Eso sí, con respeto por la obra y con todo lo que representa. "Además, también sirve para soñar con alcanzar su cima y reflexionar sobre lo que pasa al otro lado de esa cerradura, que siempre suele ser más interesante y arriesgado", dice Silfredo Torrado.  

             

Compartir el artículo

stats