Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue el derbi comarcal y el resto de los partidos de los asturianos en Segunda RFEF: crónicas e imágenes

El Marino y el Avilés empataron en un derbi con pocas ocasiones de gol en el que mandaron las defensas

72

Las imágenes de los asturianos de Segunda RFEF

Reparto de puntos en el derbi comarcal

Marino: Bussmann (2);Iván Fernández (2), Borja Álvarez (1), Trabanco (2), Dailos (2); Guaya (2); Nacho Matador (3), Lora (2), Luis Morán (3); Diego Díaz (1) y Steven (1).

Cambios: Julio Delgado (1) por Iván Fernández, min. 69. César Suárez (1) por Diego Díaz, min. 69. Sergio Ríos (1) por Luis Morán, min. 77. Adolfo (s.c.) por Nacho Matador, min. 84. Guille Pinín (s.c.) por Guaya, min. 84.

Avilés: Davo (1); Nacho López (1), Estelles (2), Adri Gómez (2), Juanmi Carrión (3); Kilian (1), Vidorreta (3), Cárdenas (1), Perea (1); Natalio (1) y Ródenas (1).

Cambios: Cedric (2) por Kilian, min. 8. Sergio García (2) por Perea, min. 58. Iago Díaz (1) por Natalio, min. 70. Javi Pérez (1) por Cárdenas, min. 70. Prendes (1) por Estellés, min. 75.

Árbitro: Ruiz Rabanal (comité vasco). Amonestó a local Iván Fernández, al visitante Juanmi Carrión y al técnico visitante Jorge González, “Astu”.

Miramar: 700 espectadores.  

Reparto de puntos en el derbi 

Reparto de puntos en el derbi comarcal entre el Marino y el Avilés, que no dejó satisfecho a ninguno de los dos equipos. Los dos necesitaban la victoria para sus respectivos objetivos y solo sumaron un punto. El césped de Miramar aguantó, pero el viento dificultó el juego. La primera parte vino marcada por el respeto mutuo y las ocasiones de gol fueron escasas, sin un solo remate entre los tres palos de ambos conjuntos. El Avilés lo intentó en el minuto 8 con una falta lanzada por Juanmi Carrión que se estrelló en la barrera. Respondió el Marino en el 17 con una buena jugada individual de Luis Morán, que con una vaselina de deshizo de un defensor, pero su remate se fue por encima del larguero. El dominio del partido era alterno por parte de ambos equipos, que lo intentaban sobre todo en acciones a balón parado. El local Diego Díaz colgó una falta que despejó la defensa y a la media hora un córner lanzado por Kilian lo despejó de puños el meta Bussmann. Poco después, otra buena acción de Luis Morán, de los destacados del partido, acabó con un buen centro y un remate de Guaya que se fue desviado en un acercamiento del conjunto luanquín. Todo cambió tras el descanso después de una sosa primera mitad. Los dos equipos le metieron mucho más ritmo, buscando con más ahínco perforar la portería rival. Al poco de comenzar, el central local Dailos despejó un buen acercamiento y en el minuto 52 el Avilés creó peligro con una falta botada por Perea, que detuvo Bussmann, muy bien colocado.

Luis Morán y Lora, del Marino, protestan al colegiado Ruiz Rabanal durante el derbi ante el Avilés, ayer en Miramar. | Ricardo Solís

Un minuto después, Juanmi Carrión lanzó una falta que despejó la sólida defensa del conjunto luanquín. El Marino tenía más espacios y buscaba la contra. Un buen pase al hueco de Diego Díaz lo controló Borja Álvarez en el área rival. No llegó a rematar de volea al anticiparse la defensa avilesina. A falta de quince minutos llegó la mejor ocasión del partido. Sergio García desbordó por la banda izquierda, recortó a Dailos y tiró con la derecha. Bussmann desvió su tiro con una gran intervención que evitó el gol visitante.

Los hombres de refresco introducidos por ambos entrenadores sirvieron de revulsivo para tener más acercamiento en los instantes finales. A falta de tres minutos fue Iago Díaz el que lanzó una falta pegada a la banda izquierda. Su golpeo de rosca se fue rozando el larguero de la portería local. Fue la última ocasión de un derbi comarcal en el que el césped aguantó la batalla y los defensas se impusieron a los delanteros.

Manel, entrenador del Marino, dijo que se fue contento tras lograr un punto ante el Avilés. “Me voy contento, que no satisfecho. Hemos dado todo lo que podíamos, pero nos faltó rematar la faena en la primera parte, en la que estuvimos mejor. Hemos sumado un punto y ya tenemos uno más que en la primera vuelta”.

El entrenador del Avilés, Jorge González, “Astu”, dijo que el derbi ante el Marino (0-0) fue un partido “feo de ver; no era fácil jugar aquí. El viento dificultó a los dos equipos en la fluidez del juego y para crear ocasiones”. El técnico avilesino recalcó que “me preocupa cero la falta de gol porque creamos ocasiones”.

Pana lanza al Langreo ante el Bergantiños

Bergantiños CF: Santi Canedo (2); Blas (1), Agulló (1), Concheiro (1), Brais (1); Uzal (1), Chapu (2); Yelco (1), Remeseiro (1), Boedo (1); y Escobar (2).

Cambios: Jorge Cano (1) por Boedo, min. 65. Uxío (1) por Yelco, min. 75.

UP Langreo: Adrián Torre (2); Ebea (1), Cristian (2), Gonzalo (2), Lobato (2), Álvaro (1); Juan López (1), Junior (1); Jandro (1), Nacho (2) y Pana (3).

Cambios: Ajuchi (1) por Jandro, min. 86.

El gol: 0-1, min. 61. Pana.

Árbitro: Mallo Fernández (Colegio castellano-leonés). Tarjetas amarillas al local Concheiro y al visitante Cristian.

As Eiroas: Unos 700 espectadores.

El Langreo regresó a la senda de la victoria y lo hizo ante un rival difícil como el Bergantiños y en un campo complicado como es As Eiroas. Los pupilos de Samuel Baños cuajaron una actuación muy seria, especialmente en defensa, ante un conjunto gallego que apenas generó peligro sobre la meta del arquero Adrián Torre. El tanto que dio los tres puntos a los de Langreo lo marcó Pana en el segundo tiempo con un potente disparo desde una posición algo escorada. Con este triunfo, el Langreo se aproxima a la zona noble de la clasificación, la del play-off de ascenso.

El encuentro comenzó con mucho ritmo e intensidad entre dos equipos de mitad de tabla que buscaban aproximarse a la cabeza. El conjunto de José Luis Lemos dominó ligeramente la posesión durante el primer acto, mientras que el cuadro asturiano, muy intenso en la presión, buscaba su oportunidad a través de la contra con el ariete Pana en la punta de lanza.

Los gallegos gozaron de la primera oportunidad del choque en el minuto 10 con un remate forzado de Escobar que se marchó por encima de la meta de Adrián Torre. El Langreo apenas sufrió en defensa durante el primer asalto pero, sin embargo, tampoco generó ocasiones claras sobre el arco rival. Una de las acciones más peligrosas de los visitantes llegó en el ecuador del primer acto con un centro preciso de Jandro que Nacho cabeceó desviado del poste de la meta local. Dos minutos después, Álvaro sirvió un saque de esquina que Pana remató muy cerca del palo con un testarazo potente.

En el minuto 28, el colegiado del encuentro anuló un tanto a Pana por fuera de juego en un nuevo aviso de los pupilos de Samuel Baños. El tramo final del primer acto fue poco vistoso, con muchas disputas e igualdad, pero con escasa presencia en las áreas. Con poco más que llevarse a la boca, se llegó al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, el guion del encuentro apenas varió. La igualdad imperaba en As Eiroas en un duelo con mucho centrocampismo en el que las defensas se estaban imponiendo con solvencia a los ataques. Sin embargo, el partido cambio en el minuto 61 con el gol del Langreo. Robo en campo local, que Nacho aprovechó para asistir a Pana, quien casi sin ángulo envió el esférico al fondo de la red con un potente disparo que sorprendió al arquero Santi Canedo. Con el marcador a favor, el cuadro asturiano retrocedió unos metros y concedió la posesión del esférico a un Bergantiños que no lograba quebrantar la férrea zaga visitante.

El técnico Lemos introdujo sobre el campo a Uxío, un segundo delantero centro con la intención de buscar el tanto de la igualada a través de un juego más directo. La Unión no se vio sorprendida por esta variante y continuó ofreciendo un nivel defensivo muy alto ante un Bergan que con el paso del tiempo cayó en continuas precipitaciones.

Los asturianos, con muchos espacios en ataque, pudieron sentenciar la contienda en el tramo final con una acción individual de Chapu que paró el guardameta Santi Canedo. Ajuchi, el único futbolista que entró desde el banquillo en los visitantes, también pudo aumentar la renta con un disparo desde dentro del área que se estrelló en el lateral de la red.

Finalmente, victoria muy trabajada de un Langreo que supo aprovechar una de sus oportunidades y conservar el resultado haciéndose fuerte en defensa.

Samuel Baños, entrenador del Langreo, inició su valoración sobre la victoria ante el Bergantiños (0-1) asegurando que “hemos hecho un gran partido, una gran labor tanto en defensa como en ataque ante un rival muy difícil. Ya en el partido de ida fue un equipo que nos costó, que ha evolucionado mucho durante la competición y que está en los puestos que está por méritos propios. Hemos logrado minimizar sus virtudes. Hemos marcado y hemos tenido ocasiones para sentenciar el encuentro. Estoy muy contento con el partido que hemos hecho”. Samuel analizó el cambio de sistema de su equipo: “Estamos contentos porque lo hemos entrenado durante algunas semanas y lo habíamos puesto poco en práctica. El otro día, durante el segundo tiempo vimos que el equipo se puede sentir cómodo jugando así, hemos querido repetir y nos ha salido bien. Esto no quiere decir que ya sea este sistema para siempre”. El técnico agradeció el trabajo de sus jugadores. “El trabajo de todos ha sido muy bueno. Hay que felicitar a los que no han participado porque lo celebran como propio, como tiene que ser. Tenemos que ser una familia de aquí al final. Esta es la actitud que necesitamos de los futbolistas que no juegan. Felicito absolutamente a todos”. El Langreo marcha el quinto clasificado y, según su entrenador, “estamos contentos por ello. La segunda vuelta va a ser durísima, casi todos los equipos están reforzando sus plantillas e irán a más. En la primera vuelta hemos pasado por muchas dificultades y hemos sabido superarlas. Tenemos claro que podemos pelear por todos los puntos y este es nuestro objetivo”. Por último, Samuel dijo que Pana “ha aprovechado su oportunidad, ha hecho un gol y metió otro que le anularon”.

El Ceares baja los brazos

Leganés B: Valero (3); Javi Rubio (3), Alba (3), Ofoli Quaye (2), Joserra (2); Cassio Junior (3); Borona (3), Óscar (3), Aymane (3), Álex (2); Diego (3).

Cambios: Samed (2) por Ofoli Quaye y Mario Rivas (3) por Diego, min. 46; Cerrato (2) por Alba y David López (2) por Javi Rubio, min. 62; e Íker (2) por Óscar, min. 73.

Ceares: Kike (1); Abraham (1), Orviz (1), David Blanco (1), Varo (1), Héctor Zuazua (1); Noé Fernández (2), Prosi (2), Juáncar (1); Medori (1), Madeira (1).

Cambios: Aitor (1) por Noé Fernández y Marcos (1) por Medori, min. 46; Juan Cueto (1) por Madeira, min. 66; Óscar (1) por Aitor, min. 78; y Pelayo (s.c.) por Héctor Zuazua, min. 87.

Goles: 1-0, min. 10: Óscar. 2-0, min. 29: Borona. 3-0, min. 31: Diego. 4-0, min. 47: Mario Rivas.

Árbitro: Hernández Maestre (comité andaluz). Amarilla al local Óscar; y a los visitantes Noé Fernández y Medori. Roja al visitante David Blanco (min. 35).

Instalación Deportiva Butarque: Unos 330 espectadores.

 

Dolorosa derrota del Ceares en Leganés tanto por el marcador como por la imagen, ya que los de Pablo Busto opusieron nula resistencia al filial pepinero. Y es que a la media hora de partido los blanquiazules ya ganaban por 3-0 gracias a un doblete de Óscar y el tanto sin oposición de Diego. David Blanco veía la roja directa tras agarrar al propio Diego cuando se marchaba solo y fue la sentencia teyera. Mario Rivas cerró el marcador en los primeros instantes de la segunda parte, en la que apenas se pisó el campo local y certificando la última posición cearista, que parece que va a tener complicado abandonarla.

Arranca la segunda vuelta para un Ceares colista al que cada vez le quedan menos balas para aferrarse a la salvación. Se enfrentaba ayer al Leganés B, equipo que ya ganó al conjunto cearista en el primer encuentro de Liga en La Cruz por 0-2 y que está a tiro de piedra de los puestos noble de la clasificación. Para buscar la primera victoria como visitante, el técnico del conjunto teyero contaba con importantes bajas como Llerandi o Miguel Cuesta, pero recuperó a Noé Fernández en la medular. El Ceares saltó al césped pepinero con ganas de morder. En el minuto 4 Madeira casi logra robar el esférico al meta local tras una mala cesión de su zaguero. Dos minutos después, un disparo de Medori que despejaba con los pies Valero. Pero en el primer acercamiento del filial pepinero llegaría el tanto local. Internada de Óscar aprovechando su velocidad y potente disparo que aunque tocó Kike Martínez no logró desviarlo y terminó en gol. Mazazo a los diez minutos de partido para un Ceares que acusó ir por detrás en el marcador.

El partido se volvió lento de ritmo y antes de la media hora llegaría el segundo tanto local. Internada por la izquierda de Álex y su centro al área lo remataba a gol Borona. Ni dos minutos tardaron en marcar el tercer tanto cuando otro pase lateral de Aymane al centro del área pequeña no lo perdonaba Diego ante Kike Martínez. Y para mayores males, roja directa a David Blanco pocos minutos después cuando agarraba claramente a Diego, que se marchaba solo camino de la portería teyera.

La segunda parte comenzó con el Ceares encajando otro gol. El recién incorporado Mario Rivas conectaba de cabeza dentro del área y Kike Martínez no era capaz de despejarlo sobre la línea de gol. Abultado 4-0 y toda la segunda parte por delante.

El partido se convirtió en un monólogo del Leganés B que tocaba y tocaba hasta la saciedad, con el Ceares metido en su campo y con el referente ofensivo Madeira en la media luna del área grande de Kike Martínez. Así, imposible pisar área pepinera. El Leganés B lo único que hacía era quemar minutos e intentar encontrar el hueco para marcar el quinto. La única ocasión visitante de la segunda parte llegó en el descuento con un disparo de Juan Cueto que se marchó fuera rozando el palo. Así, el 4-0 resultó definitivo.

Pablo Busto, entrenador del Ceares, analizó ayer la derrota (4-0) de los suyos ante el Leganés B afirmando que fue un encuentro “muy complicado, un partido que nos plantamos bien en el campo, con 10 minutos muy buenos a nivel de intensidad, de tener el balón en campo contrario, de llegar por banda, con dominio y un error, otra vez un balón largo en la frontal sin peligro ninguno, la dejamos botar y en segunda jugada encajamos gol”. Y a partir de ahí, prosiguió Busto, “entramos en el bucle de todo el año: un pequeño error te penaliza, te pones por debajo, en la situación que estamos te condiciona mucho, y encajas otro gol en una acción que tampoco se puede hacer nada. En el tercero hay un pequeño desajuste defensivo en el centro y un posible fuera de juego”. Busto añadió a todos estos condicionantes el tener que jugar con un futbolista menos tras la expulsión de David Blanco en el minuto 35: “Planteamos dos o tres opciones para el segundo tiempo, algo para que se sintiesen más cómodos y jugamos 4-4-1. La mala suerte fue que encajamos otro gol nada más empezar. Nos queda mejorar, seguir trabajando e intentar salir de esta situación cuanto antes.”. Respecto a posibles fichajes en lo que resta de mercado invernal, Pablo Busto comentó que “tenemos el de Prosi, pero no soy muy de fichar en enero. Es muy difícil ya que fichas gente que no está jugando en sus equipos”. Por eso aseveró que “los que estamos somos los que tenemos que sacar esto adelante y en eso estamos. Hasta que me de la vida voy a luchar por sacar esto adelante”. Por su parte, Carlos Martínez, técnico del Leganés B, dijo sobre el Ceares: “Cuando estás abajo parece que todo te sale mal”.

Compartir el artículo

stats