Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Chuso González, tras fichar por el Alimerka Oviedo: "Ir de tapados es maravilloso"

El nuevo escolta del OCB afronta el reto cargado de ilusión: "Siento que este club y yo estamos hechos el uno para el otro"

Chuso González celebra una canasta con el Palencia. | Víctor Quintana / Palencia Basket

A Chuso González (Albacete, 1994) se le atropellan las palabras cuando se le pregunta por su nuevo etapa como jugador del Alimerka Oviedo Baloncesto, con el que cumplirá su cuarta temporada consecutiva en la LEB Oro. La ilusión desborda al escolta manchego de cara a una temporada en la que espera sacar rendimiento a la experiencia acumulada y poner sobre la pista todas las virtudes que le han permitido jugar en esta Liga.

"En mi situación actual me tocaba reinventarme, en esta Liga sabes por dónde van los tiros y Oviedo también es un equipo que está acostumbrado a reinventarse cada temporada", explica el jugador de Albacete en conversación telefónica con LA NUEVA ESPAÑA. Esta no es la primera vez que el OCB pregunta por su situación: "El año pasado ya tuve alguna conversación con Héctor (Galán)", añade el jugador, para el que la llegada de Trifón Poch ha sido un acicate más para venir a Oviedo.

"Tengo muchas ganas de estar con un entrenador como Trifón Poch, me motiva mucho", explica el jugador. Sobre su temporada pasada en Palencia, en la que tuvo pocos minutos de juego, asegura que estuvo condicionada por las lesiones: "Tuve una lesión en el menisco y se me quedó corto el año, al final de temporada me encontraba bien físicamente y disfruté mucho, al contrario que muchos de mis compañeros hubiera alargado la temporada dos meses más".

Las ganas con las que terminó y el interés que tenía por un proyecto como el de Oviedo provocaron que el proceso para alcanzar un acuerdo entre las partes fuera fácil y rápido: "Cuando el agente me planteó esta opción le dije enseguida que sí, creo que este club y yo estamos hechos el uno para el otro". A Chuso González le atrae que el OCB vaya a ser "un tapado": "Ir de tapados es maravilloso, tenemos que hacer un trabajo y pelear por lo que vaya viniendo cada semana. Hay equipos que son claros candidatos al ascenso, pero a veces las cosas no son como parecen sobre el papel; un ejemplo es Lleida, que bajó hace dos temporadas, al final conservó la plaza y la pasada temporada llegó a la Final a 4", añade. Sin embargo, a Chuso algo le dice que las cosas van a ir muy bien esta temporada: "Tengo muchísima ilusión, algo me dice que un entrenador como Trifón Poch va a organizar un gran equipo y que si remamos todos a una vamos a tener una oportunidad y tenemos que aprovecharla".

Una de las cosas que más atraen al nuevo escolta del OCB es "jugar en Pumarín": "Me va a molar mucho jugar allí; Micah (Speight) me lo dijo, tengo realmente muchas ganas de vivir mi primer partido como local en Pumarín". También espera que se vea al mejor Chuso González de siempre: "Soy un tirador, pero puedo adoptar el rol que me quiera dar el entrenador; considero que soy un jugador que le pone mucha entrega, corazón y lucha, sé que estoy defendiendo a un club con una trayectoria increíble en LEB Oro, a una ciudad y a una afición; es una responsabilidad y por eso voy a ser entrega pura y dura", señala. Chuso González tiene claro que este debe ser su año: "Voy a cumplir 28 años, he ido adquiriendo conocimientos, he pasado un proceso y todo lo que he aprendido tengo que ponerlo ahora sobre la pista".

Compartir el artículo

stats