Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El domingo de los asturianos de Segunda RFEF: crónicas, puntuaciones e imágenes

El Avilés cayó goleado ante el Compostela, que se aprovechó del boquete atrás

29

EN IMÁGENES: los partidos de los asturianos en Segunda RFEF

Trompazo del Avilés ante el Compostela

 

Compostela 4    

Avilés 0     

Compostela: Pato (1); Crespo (2), Samu (1), Mario (2), Riki (2), Damián, Fer Beltrán (2), Darío (3), Kike (1), Antas (2) y Jordan (1).

Cambios: Parapar (1) por Mario, min. 62. Cano (2) por Jordan, min. 72. Elliot (1) por Darío, min. 80.

Avilés: Saldaña (2); Jonxa (1), Fontán (1), Edu Cortina (1), Espina (2); Orfila (3), Javi Rey (1), Primo (2), Morcillo (1); Sergio (1) y Ros (2).

Cambios: Fernández (1) por Jonxa, min. 46. Natalio (1) por Espina, min. 58. Alorda (1) por Fontán (1), min. 73. Guram (s.c.) por Morcillo, min. 79.

Goles: 1-0, min. 3: Darío. 2-0, min. 73: Darío. 3-0, min. 79: Darío. 4-0, min. 91: Jorge Cano.

Árbitro: Saiz Pérez (cántabro). Amonestó a los locales Pablo Crespo, Darío y Samu; y a los visitantes Isi Ros y Pedro Orfila.

Vero Boquete.

El Avilés volvió ayer a la senda de la derrota tras caer en el Vero Boquete frente a un Compostela que se llevó los tres puntos gracias a un hat-trick de Darío. Muy pronto recibió el castigo del gol el conjunto asturiano, que no supo aprovechar sus momentos de dominio en ambas partes para materializar el empate y acabó siendo goleado por un contundente 4-0.

El Compostela se hizo con los primeros minutos y consiguió materializar su segunda ocasión por medio de Darío. El Avilés tuvo sus opciones, pero estuvo romo en ataque. El descanso llegó con ventaja mínima para los locales, pero igual que sucedió en la primera mitad, el Compostela volvió a hacerse con el dominio de nuevo en los compases finales y logró crear mucho peligro por ambas bandas. Un lanzamiento desde fuera del área de Jordan fue rechazado por un defensor y permitió a Darío anotar a placer el segundo y la casi sentencia para los gallegos.

Con un Real Avilés muy tocado, los pupilos de Fabiano anotaron el tercero. Fue nuevamente Darío, con un remate al segundo palo en un balón desde la derecha, quien lograba su hat-trick particular para sentenciar un choque en el que el Compostela todavía anotaría un gol más, por medio de Jorge Cano en el descuento tras batir a un flojo Saldaña y dejar al Avilés muy tocado.

 

El técnico del Real Avilés se mostró preocupado tras la derrota de su equipo ante el Compostela (4-0). «El inicio ha sido la clave del partido, veníamos con la intención de ser valientes y de competir, pero nos hemos mostrado como un equipo sin garra, sin tensión y sin ambición, concediendo mucho al rival», aseguró Emilio Cañedo, autocrítico y sin poner paños calientes al varapalo recibido en tierras gallegas.

«La mentalidad debe ser completamente distinta. Tenemos que ir a ganar en todos los sitios, y aquí no hemos tenido personalidad», explicó Cañedo.

Respecto a los goles concedidos, el entrenador del Avilés se lamentó por no «estar metidos en el partido». Lo analizó así. «Hemos estado acosando en la segunda mitad, pero hemos fallado ocasiones que no se pueden fallar, hay que ser agresivos porque aquí nadie te regala nada y a la mínima te llevas un gol en contra. Si queremos optar a mejores posiciones, no debemos conceder tantas cosas en los partidos», concluyó el entrenador del conjunto asturiano tras una de las derrotas más duras de la temporada.

 

 El Langreo rasca un punto al final

 

 

 Langreo    1

Bergantiños       1

Langreo: Adrián Torre (2); Juanpe (2), Alain (2), Gonzalo (2), Nico Hevia (2); Omar (1), David Iglesias (2), Samba (3), Joselu (1), Poveda (1) y Óscar Fernández (1).

Equipo: David Sánchez (1) por Joselu, min. 58. Davo (1) por Óscar Fernández, min. 58. Mikel Arzayu (2) por David Iglesias, min. 72. Jorge Hernández (s. c.) pr Poveda, min. 82. Chus Ruiz (s. c.) por Juanpe, min. 82.

Bergantiños: Álex Cobo (2); Palomares (1), Meixus (2), Tomé (2), Alberto (1); Uzal (2), Remeseiro (2), Pacheco (1), Boedo (1), Adri (2) y Carlos López (2).

Cambios: Iván Garrido (1) por Boedo, min. 60. Dieguito (1) por Adri, min. 60. Agullo (1) por Pacheco, min. 72. Antón (1) por Carlos López, min. 72. Brunet (s. c.) por Remeseiro, min. 82.

Goles: 0-1, min. 47: Adri. 1-1, min. 93: Mikel Arzayu, de penalti.

Árbitro: Ruiz Rabanal (comité vasco). Amonestó a los locales Gonzalo, Samba y Joselu y al visitante Uzal.

Ganzábal: 600 espectadores.

 

El Langreo rascó un empate en el descuento y de penalti ante el Bergantiños (1-1) en el debut de Javi Vázquez en el banquillo langreano. El conjunto local evidenció una leve mejoría en el aspecto defensivo, al jugar con tres centrales, por lo que controló muy bien las aproximaciones al área del punta Carlos López, descolgado en el ataque del Bergantiños y una buena zurda y exquisito toque de balón de cara. Este jugador, pese al férreo marcaje, fue una auténtica pesadilla para los langreanos cada vez que recibía el balón con cierta ventaja y dio muestra de ello en el minuto 10, cuando disparó con la derecha y Adrián Torre desvió a córner en una gran intervención.

El Langreo gozó de alguna ocasión por medio de David Iglesias, pero sus disparos no encontraron puerta. En la segunda parte, el Langreo, sin apenas asentarse en el campo, recibió el primer gol cuando Carlos López robó un balón, se fue por la banda izquierda y centró pasado para que Adri, viniendo desde atrás y libre de marca, batiese con la derecha a Adrián Torre. Apenas iban dos minutos.

El Langreo cambió entonces su forma de jugar y pasó a hacerlo con balones en largo a la espalda de la defensa del Bergantiños, donde Davo y Poveda fijaban a los centrales. Los asturianos empezaron a tener más llegadas al área rival y los cambios de Javi Vázquez dieron más mordiente al conjunto local.

Cuando parecía que el partido se encaminaba a la victoria visitante, una mano de un defensor del Bergantiños dentro del área fue decretada como pena máxima tras un barullo de varios jugadores.

Mikel Arzayu lanzó con la derecha y a media altura batió a Álex Cobo, poniendo el empate. Sin tiempo para más, el árbitro pitó el final y el Langreo rascó un punto tras un partido que se le había puesto cuesta arriba desde el principio de la segunda mitad y dejó media sonrisa en el público, muy pendiente del debut del nuevo entrenador.

El técnico del Langreo, Javi Vázquez, debutó ayer como técnico ante el Bergantiños y dijo que «hay muchas cosas que me han gustado, pero necesitamos tiempo para consolidar aspectos del juego que son nuevos y con balón nos ha faltado mucha tranquilidad». El técnico se lamentó por el primer gol recibido pero aplaudió la «intensidad elevada del equipo y la ambición de querer ir a por el partido».

 

 Derroche físico del Marino, que se lleva un empate

 

Marino     0

Palencia    0

Marino: Buru (1); Borja (2), Trabanco (3), Miguel Prado (3), Dailos (3); Nacho Matador (3), Ben Hamed (2), Nino (3); Óscar Fernández (3), Isma Fagir (2) y Jairo Cárcaba (2).

Cambios: Lora (2) por Ben Hamed, min. 50. Adolfo (1) por Dailos, min. 74. Luis Nuño (1) por Óscar Fernández, min. 74. Guille Pinín (s. c.) por Nacho Matador, min. 83. Julio Delgado (s. c.) por Nino, min. 83.

Palencia: Guille (1); Montes (2), Abel (3), Mingotes (3), Carlos Cobo (2); Israel (3), Abel Conejo (2); Ale (3), Diego González (2), Rafa Gómez (2) y Adri Castro (2).

Cambios: Adri Herrera (2) por Ale, min. 64. Ayllon (1) por Rafa Gómez, min. 64. Raúl Arroyo (1) por Diego González, min. 71. Duque (s. c.) por Adri Castro, min. 80. Radjel (s. c.) por Abel Conejo, min. 80.

Árbitro: López Vila (comité gallego). Amonestó al visitante Carlos Cobo.

Miramar: 425 espectadores.

 

 Las inclemencias climatológicas, con la lluvia caída en Miramar a lo largo de toda la semana, condicionaron el partido disputado ayer ante el Marino y el Palencia (0-0). El conjunto local entró muy bien al partido y creó dos claras ocasiones de gol en los primeros minutos. En el 8 un córner lanzado por Nacho Matador lo remató Isma Fagir de cabeza en el segundo palo, desviando Carlos Cobo en la misma línea de gol y evitando el primer gol del Marino.

Con la inercia positiva, el equipo de Manel provocó otra jugada de gol en un robo de balón de Óscar en el centro del campo, que abrió a la banda izquierda e Isma Fagir centró desde el extremo. Fue Jairo Cárcaba el que remató, rozando el palo de la portería palentina. Poco después lo intentó Nacho Matador con un disparo lejano que detuvo el meta Guille. En el tramo final de la primera parte el Palencia adelantó líneas y disfrutó de una clara ocasión de gol en una llegada en la que tocó de tacón Diego González y el potente zurdazo de Ale al borde del área lo desvió Buru a córner en una gran intervención. Tras el descanso hubo más de lo mismo: los dos equipos utilizaban el envío largo, pero la tarde invernal no permitía el juego fluido en el centro del campo. A pesar de que las ocasiones de gol fueron escasas, es digno destacar el derroche físico de todos los protagonistas del partido.

En el minuto 62 un buen centro pasado de Nacho Matador, que buscaba a Óscar, lo desvió Abel Pascual a córner en un ajustadísimo despeje.

Poco después dos buenos centros de Óscar desde la banda derecha, que buscaban a Fajir, terminaban de nuevo en córner. En el 72 fue Trabanco el que logró rematar de cabeza una falta colgada por Nacho Matador, pero el esférico se fue por encima del larguero.

Un minuto después el propio central soltó un gran disparo desde 35 metros que se fue rozando el palo en una acción muy aplaudida por la afición local. En el descuento del partido llegó la última clara ocasión del Marino tras un centro de Borja que peinó con la cabeza Isma Fagir. Luis Nuño superó la defensa palentina y su disparo lo detuvo el meta visitante en la que fue la última opción del partido. El Palencia demostró por qué es uno de los conjuntos menos goleados de toda la categoría y el derroche físico del Marino no encontró resultado, de ahí el reparto de puntos.

 

Manel Menéndez, técnico del Marino de Luanco, dijo tras el empate de su equipo que «el Palencia lleva muy pocos goles en contra y esperábamos un partido así, marcado además por el tiempo, ya que el campo no estaba bien». El entrenador del Marino felicitó a sus jugadores por la actitud y dijo estar «contento por el esfuerzo y por el trabajo, aunque llevamos una jornada más sin ganar, pero no nos debe echar atrás en lo que estamos haciendo». Manel calificó de «justo» el empate y aseguró que llegó un momento en el que el campo estaba «impracticable» y hubo que hacer un fútbol «como el de antes». Manel aseguró de forma segura que «hicieron todo para ganar».

Compartir el artículo

stats