Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre la Superliga (II): Florentino y su pirámide

El apóstol de la Superliga defiende que si el dinero se entrega a los de arriba fluirá hacia los de abajo en un "todo para el pueblo, pero sin el pueblo" de manual

Florentino Pérez

Florentino Pérez EP

Florentino ha hablado. Al margen de pronunciar las palabras “dinero” y “millones” medio centenar de veces, tito Floren avisa de que el fútbol está al borde de la ruina. El planeta “fúrgol” necesita un cambio, exige. Y esto pasa por acabar con el monopolio de la UEFA. No le falta razón al tito Floren cuando pone en duda cómo los ejecutivos de los grandes organismos toman decisiones (y cobran) manejando el dinero y el patrimonio de los clubes sin ningún tipo de control ni transparencia.

Esto mismo podría trasladarse a lo que ocurre en el Comité Olímpico Internacional y en el batiburrillo de federaciones y organismos menores que manejan dinero (mucha veces más público que privado) como si se tratara de la paga extra de Navidad. El apóstol de la Superliga tuerce el gesto cuando le hablan de ricos y pobres, y al mismo tiempo hace suyo el discurso de la pirámide: si el dinero se entrega a los de arriba fluirá hacia los de abajo. Un modelo oligárquico de libro, un “todo para el pueblo, pero sin el pueblo” de manual. Ya se sabe cómo acabaron historias parecidas.

El tito Floren no debería olvidar que para que la pirámide tenga cúspide primero hace falta una base de la que nutrirse: el león necesita herbívoros a los que cazar. Sin ellos, llega el hambre y luego el canibalismo

decoration

El tito Floren no debería olvidar que para que la pirámide tenga cúspide primero hace falta una base de la que nutrirse: el león necesita herbívoros a los que cazar. Sin ellos, llega el hambre y luego el canibalismo. Así que la solución propuesta es acabar con el monopolio para crear otro. Lo de analizar cómo los clubes han inflado el espectáculo y generado un bola de sueldos y traspasos imposibles de pagar y la necesidad de regular el mercado, para otro episodio. Como siempre.

Compartir el artículo

stats