Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Allongo

Pachuca y el Oviedo

Martín Peláez da confianza, ofrece transparencia y rapidez en la toma de decisiones

La compra del 51% del Real Oviedo por parte del grupo mexicano nos cogió a todos por sorpresa. Saltó como una bomba incluso entre los empleados y consejeros del club. Un comunicado y una posterior rueda de prensa nos hacía asimilar que ya no éramos «Carso» sino que éramos «Pachuca». Todo el mundo «Googleaba» buscando información sobre quién era nuestro nuevo propietario. Vinieron a Oviedo y comenzaron a explicar su proyecto, lo que ellos denominan el «Modelo Pachuca». La afición agradeció la trasparencia y la cercanía de su gente. Reuniones con instituciones en las que se nota que son gente de fútbol y saben lo que quieren. Una de las cosas que más me gusta de esta nueva gestión es la presencia del presidente en Oviedo. Que Martín Peláez resida en la capital da confianza, transparencia y transmite un síntoma de rapidez en la toma de decisiones. En esta nueva etapa ya no actúa el «ok» de México, algo muy criticado en la época Carso ya que hacía retrasar los tiempos, algo vital en el mundo del fútbol.

Están realizando movimientos para aumentar las áreas dentro del club y estos movimientos han causado bajas y altas. Y con seguridad habrá alguna más. Se habla mucho de la profesionalización del club y eso pasa por incrementar los diferentes departamentos no solo en medios técnicos sino en medios humanos.

La semana pasada conocíamos el acuerdo con Molcaworld para la elaboración de un máster plan en el que se recogerán todas las mejoras a acometer en el Carlos Tartiere. También se anunciaba la contratación a RPG para la colocación de la U televisiva y nuevos videomarcadores. También un nuevo autobús para el primer equipo. Y la instalación de las nuevas luminarias con tecnología Led muy pronto será una realidad. Movimientos y más movimientos en diferentes parcelas que son de agradecer ya que inequívocamente harán un club mejor en muchos aspectos. No todo es trabajo de Pachuca, ya que ciertas cosas ya estaban encarrilladas, pero parece que ellos son raudos en dar el sí. Pero al final todo tiene que ir ligado a una buena campaña deportiva y por lo estoy viendo en estas primeras jornadas no aprecio a un equipo competitivo. Veo un equipo plano en muchos momentos del partido. Veo a un equipo que está por hacer, sin fluidez en el juego y con escasas ideas. Es pronto, pero se están escapando puntos en ciertos partidos que son los que al final de año añoraremos si es que quedamos a un suspiro de lograr el objetivo.

Compartir el artículo

stats