25 de julio de 2009
25.07.2009
 

Zapatero carga contra la patronal y acusa a los empresarios de romper el diálogo social

El Presidente califica la última propuesta de la CEOE de «una enmienda a la totalidad» con el deliberado fin de imposibilitar el pacto - La organización empresarial muestra su «decepción» por la falta de «ambición y rapidez» del Ejecutivo y de los sindicatos para negociar

25.07.2009 | 02:00
Zapatero carga contra la patronal y acusa a los empresarios de romper el diálogo social

Palma de Mallorca / Madrid, Agencias
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cargó ayer duramente contra la patronal CEOE, a la que acusó de provocar la ruptura del diálogo social, que se escenificó oficialmente por la tarde. Zapatero se mostró «decepcionado» con la actitud de la CEOE en el diálogo social y acusó a su presidente, Gerardo Díaz Ferrán, de haberse salido del «marco del acuerdo» con la última propuesta de la patronal, que calificó de «una enmienda a la totalidad» para «el fin del diálogo» e imposibilitar el pacto. Zapatero reprochó a la CEOE la falta de «voluntad de responsabilizarse con la situación» actual y anunció que el Gobierno aprobará, el próximo día 13, las nuevas ayudas a parados sin ingresos, con una duración inicial de seis meses. También estudia medidas para ayudar a paliar el desempleo en menores de 35 años. La patronal respondió con un comunicado en el que expresó su «decepción» por la falta de «ambición y rapidez» del Gobierno y de los sindicatos para tratar sus propuestas.

Zapatero fue especialmente duro con el presidente de los empresarios españoles en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado en Palma de Mallorca. Aseguró que las propuestas del Ejecutivo suponían reducir los costes empresariales, mejorar las dificultades financieras de los empresarios y mejorar la protección de los desempleados. Todo ello «sin pedir ningún sacrificio a los empresarios».

En cambio, las medidas planteadas por la CEOE en su última propuesta significan, según Zapatero, una «desregulación» de la legislación del mercado de trabajo, «sacando» de la tutela judicial los expedientes de regulación de empleo y los despidos. Suponen «ir hacia la España de muchos años atrás» y «no sirve para nada hacer que los trabajadores pierdan sus derechos».

La petición empresarial de rebajar cinco puntos las cotizaciones a la Seguridad Social costaría 15.000 millones, lo que pondría «en cuestión el equilibrio de la Seguridad Social y de las pensiones». «Nadie lo puede defender razonablemente a no ser que se quiera hacer daño al sistema», sentenció el Presidente.

Los dos sindicatos mayoritarios también cargaron contra la patronal. En una entrevista conjunta en la SER, Cándido Méndez, secretario general de la UGT, afirmó que la CEOE regresó al inicio de las negociaciones y acusó a la cúpula de la patronal de trabajar «no en términos de interlocución social, sino que hay detrás un cálculo muy fuerte de interés político».

El líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, destacó la «coincidencia» de que el endurecimiento de la postura de la patronal se escenificase en la cena convocada por Zapatero el pasado miércoles, tras la reunión entre los presidentes de la patronal y del PP, Mariano Rajoy.

La CEOE respondió ayer a todas las críticas en un comunicado. Se «reafirma» en sus propuestas y rechaza que pretenda «alterar los derechos adquiridos de los trabajadores» sino, «muy al contrario», ya que su objetivo es «dinamizar el mercado de trabajo para crear empleo y mejorar la empleabilidad de los trabajadores». E incidía la patronal en la «falsedad de la imputación» de que se pretenda impedir la defensa jurídica de los trabajadores.

La reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social en cinco puntos es «fundamental», según la CEOE, para que las empresas creen empleo en una situación «tan difícil». «No sólo no atenta contra la estabilidad de nuestro sistema, sino que lo refuerza, por el incremento del empleo que generaría y la consiguiente reducción en las prestaciones por desempleo». La CEOE reitera su compromiso con el diálogo social y su voluntad de llegar a acuerdos. Eso supone que la patronal se mantendrá en «todas» las negociaciones que «sean necesarias» y sin culpar «a ninguna de las partes de las dificultades que surjan».

Zapatero anunció, en la misma rueda de prensa en la que cargó contra la CEOE, una inversión de 1.000 millones, a través del ICO, para impulsar el sector turístico, que supone el 11 por ciento del PIB y da empleo a más de un millón de personas. Esta cifra se suma al programa del plan Renove de Turismo que durante 2009 ha contado con 1.000 millones, ya agotados por las peticiones del sector.

Estas medidas no contemplan algunas de las demandas del sector como las rebajas a las cotizaciones a la Seguridad Social, su demora, la reducción del IVA, un aval específico para las pymes turísticas ni la rebaja de tasas aeroportuarias.

«La propuesta de la CEOE supone ir hacia la España de muchos años atrás y no sirve de nada que los trabajadores pierdan derechos»

«Nadie puede defender la rebaja de 5 puntos en la cotización social a no ser que se quiera dañar el sistema»

>

Presidente del Gobierno

«El objetivo es dinamizar el mercado de trabajo para crear empleo y mejorar la empleabilidad de los trabajadores»

«Reducir la cotización 5 puntos es fundamental y no atenta contra el sistema, sino que lo refuerza» Gerardo Díaz Ferrán

Presidente de la CEOE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35