29 de marzo de 2011
29.03.2011

El presidente cántabro apoya a Menéndez y el PP valenciano asegura que se aprobará el SIP

l La fusión, sobre la que mañana decidirán las asambleas de los cuatro socios, es cuestionada cada vez más por las cajas asturiana, cántabra y extremeña

29.03.2011 | 02:00

Santander / Valencia / Alicante / Oviedo,

Efe / E. PRESS

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, mostró ayer su «total confianza» en las decisiones que pueda adoptar sobre el futuro del Banco Base el presidente de Cajastur y consejero delegado de la nueva entidad, Manuel Menéndez, porque lo considera «un profesional preparado y honrado». «Lo que haga estará bien», dijo Revilla.


En la Comunidad Valenciana y en CAM se mantiene la tesis de que la fusión sigue adelante y en los términos pactados el año pasado.


El vicepresidente segundo de la Generalitat Valenciana y conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, aseguró que tal y como han comunicado órganos de la CAM al Consell, se va a mantener el SIP de la entidad alicantina con Cajastur y los otros dos socios, y ha destacado que esta decisión «se tiene que ratificar en las asambleas del miércoles». Camps dijo que por la información que tiene el Gobierno valenciano, «todo va a acabar en los límites en los que ya estaba con anterioridad». «Si hicimos una valoración positiva entonces, no podemos dejar de hacerla ahora», aseguró.


Fuentes de CAM sostuvieron que esta entidad desistió de su idea de que el grupo salga a Bolsa a cambio de que se respetase el reparto del accionariado del banco, firmado por las cuatro cajas en su acuerdo de integración.


Pero las sensaciones que existen en los entornos de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria son más pesimistas que los que se sugieren en la Comunidad Valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35