18 de abril de 2012
18.04.2012
las claves

Objetivo: Vaca Muerta

18.04.2012 | 02:00
Una joven argentina celebra la expropiación. | efe

Repsol se hizo con el control de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) durante el año 1999. Primero adquiriendo el 15% de la empresa y luego lanzando una opa. Desde entones las tiranteces entre el Gobierno argentino, que en principio facilitó la adquisición, se acrecentaron. En las siguientes líneas se resumen alguna de las principales características de la hasta ahora filial argentina de la petrolera española.

l ¿Qué es YPF? La filial de Repsol emplea de forma directa e indirecta a 46.000 personas. YPF cuenta con 1.600 estaciones de servicio por el país. Es el principal productor de hidrocarburos de Argentina con una producción diaria que supera los 530.000 barriles de petróleo, y acumula el 52% de la capacidad de refino del país. La capitalización bursátil es de unos 10.400 millones de dólares (algo menos de 8.000 millones de euros). Opera directamente o asociada en 91 áreas productivas situadas en las cuencas Neuquina, Golfo de San Jorge, Cuyana, Noroeste y Austral.

l ¿Qué significa la empresa para los argentinos? Yacimientos Petrolíferos Fiscales fue creada en 1922 como un organismo estatal. Fue privatizada parcialmente en 1992, cuando el Estado retuvo un 20% de la empresa. La empresa es un símbolo para el país. Según explicaba el investigador del Real Instituto Elcano Carlos Malamud a TVE, la empresa sigue asociada en el imaginario popular a un pasado de esplendor del país.

l ¿Qué tiene el Estado Argentino en YPF? El Estado argentino poseía hasta ahora tan sólo un 0,02% de las acciones de la empresa. Pero el Gobierno cuenta con una acción de oro en la compañía y un representante en su directorio. Hasta ahora, Repsol controlaba el 57,43% de YPF y el argentino Grupo Petersen, un 25,46%. El plan de Repsol es de ir reduciendo durante los próximos meses su participación en YPF al 51%.

l ¿Qué supone para Repsol? Durante 2011, el resultado de explotación de YPF ascendió a 1.231 millones, mientras que el de Repsol llegó a los 4.805 millones. De esta forma, la argentina aportó el 25% del beneficio de la española. Las ganancias de YPF cayeron un 8,7% hasta los 5.296 millones de pesos (903,2 millones de euros) durante el año pasado, incumpliendo así las expectativas que habían puesto los analistas.

l ¿Por qué quiere Kirchner el control de YPF? Con el poder en la compañía el Gobierno argentino tendría acceso al 34% de la producción nacional de hidrocarburos y más del 50% de la capacidad de refino. También le permite el acceso a los pozos de Vaca Muerta, donde existen unas grandes posibilidades de explotación. Según muchos analistas, es el gran potencial que encierra este yacimiento el que ha despertado las ansias del Gobierno argentino por recuperar la compañía, mucho más, señalan algunos, que la argumentada falta de inversiones por parte de Repsol que viene alegando el Ejecutivo argentino.

l ¿Cómo entró Repsol en la empresa argentina? La española entró en enero de 1999 en el accionariado de la petrolera. En concreto, adquirió al Estado del país el 14,9% del capital y después lanzó una opa por el resto. Llegó a desembolsar 13.500 millones de dólares de la época para adquirir el 83% de la compañía.

l ¿Qué expropia Argentina? El 51% de las acciones de YPF pasarán a manos del Gobierno si sale adelante el proyecto del Gobierno. De esa parte, la mitad, un 51%, pasará a pertenecer al Estado nacional, mientras que la parte restante, el 49%, se distribuirá entre las provincias que forman parte de la organización federal de estados productores de hidrocarburos. Así, al menos, lo recoge el artículo 8 del decreto de expropiación.

l ¿Cuánto deberá pagar el Ejecutivo? El valor de las acciones de YPF está tasado en unos 13.600 millones de euros, a razón de 47,18 dólares por acción. En los estatutos de la Argentina se señala que la contraprestación en caso de una opa será el precio más elevado que resulte de varios supuestos como el valor promedio de los dos últimos años o el precio mayor pagado en los últimos 30 días. Algunas fuentes jurídicas señalaron que el Gobierno argentino deberá de pagar por la compañía el precio de mercado «anterior a que se desataran los rumores que han provocado que su cotización se derrumbe».

l ¿Quién se hará ahora cargo de la gestión? La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, precisó en una comparecencia pública que la compañía «no será manejada por un grupo empresarial nacional ni internacional, sino por el propio Estado». La mandataria ha designado a dos interventores para la petrolera: el ministro de Planificación, Julio de Vido, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine