28 de mayo de 2012
28.05.2012
 

Junceda reclama un impulso a los políticos para que Asturias rentabilice sus fortalezas

l La delicada situación de la economía l La tendencia regional
El responsable del Herrero llama a instituciones, empresarios y sindicatos a «ponerse a trabajar para salir antes que otros territorios de esta crisis»

28.03.2012 | 02:00
Pablo Junceda.

Oviedo, J. CUARTAS / M. MARTÍNEZ

«Asturias parte con ventaja para recuperar terreno cuando se produzca la recuperación económica», pero ello exige que «todos (empresarios, instituciones, políticos y agentes económicos y sindicales) nos pongamos cuanto antes a trabajar conjuntamente para que, sobre una mejor base -que es la que tenemos-, seamos capaces de salir antes que otros territorios de esta crisis», afirmó el director territorial del Banco Herrero y subdirector general del Banco Sabadell Pablo Junceda, durante la presentación del informe anual de la consultora KPMG sobre la economía asturiana.


La invocación del bancario asturiano a aunar esfuerzos por parte de las instituciones públicas, los partidos políticos y los actores socioeconómicos se produce cuando Asturias está en plena parálisis institucional e inestabilidad política como consecuencia de la inexistencia de mayorías suficientes en el Parlamento que se acaba de disolver, la falta de entendimiento entre las distintas fuerzas políticas en los últimos diez meses y los difíciles equilibrios factibles que el domingo emanaron de las urnas para intentar restablecer la estabilidad, a expensas de un complicado juego de pactos que aún no se han definido.


El responsable del Banco Herrero y alto directivo del Sabadell invocó este «toque de atención alto y claro», dijo, para que Asturias pueda aprovechar sus fortalezas comparativas respecto a otros territorios y pueda incorporarse a la recuperación económica en el mismo momento en que se produzca.


Para ello, Junceda reclamó, además, mayor «apertura al exterior» de la economía asturiana, redoblando esfuerzos en la voluntad exportadora. En esta internacionalización necesaria de la economía asturiana ya se apreció un «progreso notable», dijo, «en los últimos años», pero aún será más determinante en la medida de que de ella va a depender, sostuvo, «el futuro muchas de nuestras empresas».


El alto directivo bancario hizo también un llamamiento a la inversión en innovación y desarrollo: «Asturias necesita más inversión en I+D, donde también estamos retrasados», y reclamó a los poderes públicos que orienten a este fin sus políticas. Junceda recomendó también un esfuerzo difusor en el exterior de Asturias como «destino para invertir, trabajar y disfrutar».


Las fortalezas asturianas obedecen, a su juicio, a que la región ha incurrido menos que otros territorios en los excesos inmobiliarios (Asturias tiene un «stock» de 3.000 viviendas sin vender frente a 50.000 una región similar en tamaño como Murcia), el menor endeudamiento público (Principado y ayuntamientos) y también privado (empresas y familias) y la fortaleza y elevado saneamiento de la banca y cajas regionales.


Junceda alertó a las empresas de que no incurran en cinco errores: «crecer por crecer», «salir al exterior sin ton ni son», «seguir las modas», prescindir de los profesionales «experimentados» y priorizar la «maximización de los beneficios» antes que la «creación de riqueza».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine