23 de enero de 2018
23.01.2018

El Rey paladea los ingredientes de Central Lechera Asturiana: tradición e innovación

Felipe VI regresa a la fábrica de Granda para celebrar con cientos de ganaderos los 50 años de la sociedad, la misma edad que el Monarca cumplirá la próxima semana

23.01.2018 | 01:50
El Rey paladea los ingredientes de Central Lechera Asturiana: tradición e innovación

Felipe VI mostró ayer su compromiso con el campo asturiano visitando las instalaciones de Central Lechera Asturiana (Clas), la sociedad que reina en España en los mercados de la leche, la nata, la mantequilla y las bebidas vegetales. El Monarca asistió al proceso de fabricación láctea, desde la llegada de la materia prima en cisternas procedente de las explotaciones asturianas hasta la salida del producto elaborado rumbo a los mercados nacional e internacional. Clas ha demostrado en sus 50 años que leche y crecimiento van juntos y no sólo cuando la beben los niños. Es líder sin renunciar a sus raíces. Felipe VI, que en una semana también cumplirá los 50, ya sabe que en las botellas de leche de la Central, además de ingredientes 100% naturales, hay mezcla de tradición e innovación.

El Rey llegó a la fábrica de Granda, en Siero, a las 11.30 horas. Allí le esperaba el presidente del Gobierno regional, Javier Fernández, acompañado de dos de sus consejeros, el titular de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, y la de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez. También aguardaban su llegada la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina; el delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, y cientos de socios ganaderos, encabezados por su presidente, Bertino Velasco, y por trabajadores de la compañía, con José Armando Tellado, director gerente, al frente. Era la segunda vez que Felipe VI pisaba las instalaciones de Clas -lo hizo hace 25 años, cuando era Príncipe de Asturias- y la segunda visita real a la factoría. En 2006, don Juan Carlos y doña Sofía estuvieron en Granda coincidiendo con el lanzamiento de la nueva botella de leche de la marca. En esta ocasión el motivo es el medio siglo de la sociedad.

Tras el saludo de bienvenida, José Armando Tellado explicó al Rey "lo que hace diferente" a Clas, su "corazón" cooperativo, su compromiso con la tierra de origen y sus ganaderos socios ("los mejor pagados de España y entre los mejores de Europa"), su apuesta por los ingredientes cien por cien naturales y su creciente internacionalización, con presencia en cuarenta países y una importante penetración en Asia. "Han pasado 50 años, pero mantenemos los mismos valores fundacionales, nuestra ética, nuestro compromiso con el campo asturiano y con la sociedad", señaló Tellado, que destacó que en los últimos tres años todos los negocios de la compañía crecieron por encima del 10%.

El recorrido del Rey comenzó en el exterior de la factoría, donde acarició dos ejemplares de vaca frisona de la ganadería Badiola. "Koketa" y "Merche", campeonas en morfología de España y de Asturias, respectivamente, simbolizaron la calidad de las más de 60.000 vacas que surten de leche a la fábrica. "Cada una de ellas lleva producidos más de 70.000 litros de leche", explicó el ganadero Paulino Badiola en respuesta a las preguntas del Rey.

La visita continuó por las líneas de envasado de leche en brik y después en botella de plástico, una de las primeras innovaciones de la marca. Entre máquinas llenadoras, taponadoras, etiquetadoras y enfardadoras capaces de producir 35.000 botellas a la hora, el Rey se interesó por el personal que trabaja allí y por los ingredientes que se utilizan. Cuando le explicaron que todos eran naturales, que no había aditivos, quiso ver la letra pequeña. "Comprobó en las etiquetas que no figura ningún ingrediente más allá de los propios de la leche", señaló Víctor Santamarta, jefe de la planta de Granda, que hizo de guía.

El recorrido finalizó en el almacén de la factoría, donde esperaba una nutrida representación de los 1.200 socios cooperativistas. Allí se proyectó un vídeo protagonizado por la familia ganadera Fernández, tres generaciones de socios de Central Lechera Asturiana, e intervino Bertino Velasco, presidente de Clas y la filial Capsa. "Defendemos lo natural desde la ganadería hasta la mesa", señaló Velasco tras resumir la historia de la sociedad y felicitar, por adelantado, al Rey por su 50.º cumpleaños. El acto concluyó con el descubrimiento de una placa electrónica en la que el Rey firmó con un lápiz óptico. Tradición e innovación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35