15 de junio de 2018
15.06.2018

Europa acuerda una descarbonización rápida con ayudas para limar el impacto en Asturias

El Gobierno del Principado está "preocupado" por el efecto que tendrá en la industria el cumplimiento del objetivo pactado, que eleva al 32% la tasa de renovables en 2030

15.06.2018 | 02:03
Europa acuerda una descarbonización rápida con ayudas para limar el impacto en Asturias

El Parlamento Europeo, la Comisión y los gobiernos de los 28 acordaron en la madrugada del jueves una transición energética rápida que choca con las pretensiones del Gobierno de Asturias, que se mostró ayer "preocupado" por el "impacto" en la región. Finalmente el 32% de toda la energía final consumida en la UE en 2030 deberá de ser de origen renovable, cinco puntos más de lo planteado inicialmente por el conjunto de los países y tres menos de lo que llegó a proponer el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, que se sumó a los países más ambiciosos en el proceso de descarbonización.

El acuerdo incluye también ayudas económicas para limar el impacto en las regiones con más emisiones de CO2, como es el caso de Asturias. Esos fondos deberán invertirse principalmente en el desarrollo de renovables y en mejoras de la red energética. "No serán unos nuevos fondos mineros que se puedan destinar a prejubilaciones o carreteras", precisaron fuentes del Parlamento Europeo.

La UE quiere tener un papel de liderazgo en la lucha contra el cambio climático y de ahí la ambición de los objetivos de renovables. El 32% fijado para 2030 -que es un objetivo global pero no para cada uno de los países- supone casi duplicar la tasa actual de energía final consumida a partir de renovables (17% tanto en Europa como en España). Además el acuerdo incluye una cláusula de posible revisión al alza de la tasa en 2023 coincidiendo con la fecha en la que se hará una evaluación de los acuerdos de París.

Además de objetivos ambientales, la directiva de renovables persigue acelerar la inversión pública y privada (se prevé más de un billón de euros), la innovación y la creación de empleo. Desde el Gobierno regional de Asturias se comparte la necesidad de avanzar en las renovables pero se considera que el ritmo elegido no sólo pone el riesgo la continuidad de las centrales térmicas de carbón sino que puede suponer un aumento de los costes energéticos que atente contra la gran industria alectrointensiva, uno de los principales motores de la región. "Nosotros apostábamos por una tasa de renovables menor, sobre el 27%", señaló Guillermo Martínez, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno del Principado, que añadió que "ese objetivo lo habrá que cumplir y tendrá un impacto en la región, por lo que mostramos nuestra preocupación".

La postura del Gobierno del PSOE del Principado contrasta con la del de España. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, señaló que el acuerdo supone una "muy buena noticia para España y su industria".

En la directiva de renovables han tenido un papel importante varios políticos españoles que ayer mostraron su satisfacción por el acuerdo alcanzado tras 12 horas de negociación. El comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete (PP), señaló que "la nueva ambición nos ayudará a cumplir nuestros objetivos del Acuerdo de París y se traducirá en más empleos, menores facturas de energía para los consumidores y menos importaciones de energía".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine