Muchas colas a las puertas de las tiendas, sin aglomeraciones en el interior, y con las cajas registradoras echando humo. Así comenzó ayer la campaña de rebajas en Asturias, en la que los comerciantes tienen puestas grandes expectativas después de cerrar una “buena campaña de Navidad”, especialmente, aseguran, para los pequeños comercios, los de barrio. Quieren alargar la racha.

Las colas del primer día de rebajas compiten con las esperas para cambiar ropa y regalos Elena Vélez

“Parece que hay ganas de gastar y también de salir a tomar un poco el aire, por lo que pueda pasar en las siguientes semanas”, asegura Magdalena Huelga, portavoz de la Federación Asturiana de Comercio (FAC). Sus impresiones las ratifica también la secretaria general de la Unión de Comerciantes de Asturias, que asegura que la campaña de descuentos ha comenzado con “tirón y esperamos que se confirme la buena línea de las ventas que se registraron durante la Navidad”.

El caso es que las restricciones en el interior de los locales, con un estricto control de los aforos para evitar aglomeraciones dentro, dejó imágenes curiosas en las principales zonas comerciales de Oviedo y Gijón en forma de largas colas delante de las tiendas. “Hubo bastante movimiento durante todo el día, tanto por la mañana como por la tarde, pero el día en el que esperamos que sea bueno de verdad será mañana, sábado”, asegura Carmen Moreno. Ese día se podrá calibrar si esta campaña de descuentos es un éxito o un fracaso, sostienen los comerciantes.

Clientes haciendo cola frente a una tienda en la calle Corrida de Gijón. | M. L.

Las rebajas están siendo suculentas, del orden del 50% en algunos negocios, pero no está habiendo la locura de otros años cuando esos porcentajes podían llegar fácilmente al 70%. Los comercios quieren exprimir al máximo el tirón de las ventas que pueda haber durante estos primeros días. “La campaña de Navidad fue un balón de oxígeno para muchos, estamos especialmente satisfechos con cómo se dieron las cosas entre los comercios de barrio, la gente está respondiendo y está gastando en las tiendas de proximidad”, apunta Huelga.

Con todo ello, los comerciantes son conscientes también de que las estrecheces económicas provocarán, con toda probabilidad, un recorte en el gasto que los asturianos realizarán durante estos días de descuentos. También habrá menos contratos laborales que en campañas anteriores.