Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Competencia advierte de que la reforma de la luz restará competitividad a las fábricas

El organismo regulador propone compensaciones para los grandes consumidores de energía, que alertan de cierres si sube el precio del gas

Una de las grandes industrias electrointensivas asturianas.

Una de las grandes industrias electrointensivas asturianas.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) alerta de que el plan de la ministra Teresa Ribera para abaratar el precio de la luz que pagan los pequeños consumidores y pymes afectará a la competitividad de la industria si no se establecen mecanismos de compensación. La posibilidad de establecer esas ayudas se incluye en el propio anteproyecto de Ley del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, pero las condiciones no se detallan y se dejan para un posterior desarrollo reglamentario que la industria teme que no llegue.

Las patronales de sectores industriales con fuerte peso en Asturias –como las de la siderurgia, la química, el papel o el cemento– han alertado de que el plan de Ribera para sacar de la factura eléctrica la financiación del despliegue de renovables y cargarla sobre las comercializadoras de electricidad, petróleo y gas –que a su vez las trasladarán a sus clientes– disparará los costes de los mayores consumidores energéticos. Y esos consumidores intensivos son las grandes industrias que llevan años peleando para que el Gobierno tome medidas para rebajar el diferencial de costes energéticos con respecto a países competidores y que han visto como el ansiado estatuto del consumidor electrointensivo no ha satisfecho sus demandas. Las patronales de esas industrias ya están alertando de posibles cierres de factorías si se produce un nuevo incremento del precio de la energía.

El informe del regulador

En medio del debate, la CNMC emitió ayer su informe sobre el anteproyecto del Ley por el que se crea el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico. El organismo regulador comparte “plenamente” el objetivo del plan de Ribera “en la medida en que mejora la competitividad de la energía eléctrica frente a los combustibles fósiles y supone un impulso a la electrificación y descarbonización de la economía”. No obstante, en su informe la CNMC hace observaciones y varias de ellas están referidas al impacto que la medida tendrá en la industria.

A pesar de que Ribera aseguró que la factura eléctrica bajaría con su plan, algunos consumidores industriales (los no electrointesivos conectados en alta tensión) sufrirán con el Fondo subidas de entre el 5 y el 7% en el horizonte de 2025, según calcula la CNMC. Y, como denuncian las patronales de los principales sectores industriales de Asturias, habrá subidas del gas sobre todo para “los consumidores para los que la energía tenga un mayor peso en la factura”, señala el organismo regulador. Por eso, la CNMC destaca la necesidad de establecer un “mecanismo de compensaciones” que deberá “resolver los posibles impactos en los precios para no afectar a la competitividad de la industria”. Y es que, aunque se aprobaran las ayudas de Estado máximas, el impacto del Fondo sobre los consumidores industriales con derecho a compensación se traduciría en un incremento de la factura del gas de entre el 1,5 y el 2,7%, según calcula la CNMC. El anteproyecto de Ley ya contempla para la industria un procedimiento de compensación de los costes indirectos derivados del Fondo, pero deja para un posterior desarrollo reglamentario los términos y condiciones de esas compensaciones.

Compartir el artículo

stats