Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno subirá en 2022 los impuestos de sociedades, patrimonio y sucesiones

El Ejecutivo quiere elevar la recaudación en siete puntos de PIB para acercarla a la de la UE y armonizar los tributos patrimoniales entre regiones

Escrivá quiere premiar a los trabajadores que dilaten su jubilación con hasta 12.000 euros por cada año de retraso Agencia ATLAS | Foto: EFE

El Gobierno acometerá una revisión integral del sistema tributario español con la finalidad de elevar la capacidad recaudatoria para acercarla a la media de la Unión Europea (7 puntos porcentuales de PIB superior a la de España), garantizar la suficiencia y progresividad del sistema, mejorar la eficiencia y favorecer la armonización de la tributación patrimonial entre comunidades autónomas, dijo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una referencia implícita a la Comunidad de Madrid, acusada por otras regiones de competencia fiscal.

El Ministerio de Hacienda ha encomendado con este fin la elaboración de un Libro Blanco para la reforma impositiva a un comité integrado por 17 especialistas en Economía, Hacienda Pública y Derecho Tributario, que tienen de plazo hasta el 28 de febrero para elevar su propuesta al Gobierno. Sin embargo, el ejecutivo aspira a introducir las primeras modificaciones este año en el próximo presupuesto general del Estado, en particular en los casos de Sociedades, Patrimonio y Sucesiones y Donaciones, para lo que se servirá de los primeros avances que le aporten los especialistas sobre su propuesta definitiva.

Entre otras opciones, se evalúa la posible introducción de desgravaciones ambientales en el IRPF (renta) y Sociedades, amén de una eventual revisión de los productos acogidos al tipo super reducido del IVA y la reconsideración de la tributación a la economía digital.

Montero destacó la importancia de tener “un sistema tributario sólido y progresivo para garantizar un Estado de bienestar fuerte y políticas para reducir la desigualdad y combatir la pobreza”, y, al tiempo, señaló que la reforma debe tener en consideración la situación económica del país en el presente y la esperada a medio y largo plazo, de modo –dijo– que las medidas fiscales “sean compatibles con la recuperación económica”. La reforma se hará, dijo, escuchando a los sectores económicos y la propuesta de los especialistas servirá también como premisa para la reforma de la financiación autonómica.

Jesús Ruiz-Huerta, catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos, y que presidirá el comité de especialistas, dijo que es “imprescindible” adecuar el sistema fiscal a la situación económica tras la pandemia.

España cerró el pasado ejercicio con un déficit fiscal del 10,97% del PIB. El FMI estima el 11,7% como media de los países avanzados.

Monasterio: “Es obligado revisar el sistema impositivo tras la pandemia”

El catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Oviedo Carlos Monasterio, uno de los 17 integrantes del comité de expertos para la elaboración del Libro Blanco para la Reforma Tributaria que han sido designados por el Ministerio de Hacienda, considera que revisión del sistema tributaria español es “no sólo oportuna, sino obligada”. A juicio de este economista pongueto vinculado a Noreña, “tras un déficit fiscal del 11% en 2020 a causa de la pandemia, más el aumento de la deuda pública, y considerando que el déficit de 2021 previsiblemente también será elevado, será necesario un ajuste fiscal y éste no podrá acometerse sólo con ajustes y sin tocar el sistema tributario en su conjunto”. El catedrático asturiano declaró ayer a este diario que tras la pandemia “todos los aspectos de la vida han cambiado radicalmente”, por lo que los impuestos no pueden permanecer –dijo– “inalterables”. “Yo también soy contribuyente”, expresó por la posible reticencia de los sujetos fiscales a un alza tributaria, “pero algo hay que hacer” porque “no podemos pretender que el Banco Central Europeo (BCE) siga dando manguerazos de dinero y comprando la deuda de los estados y financiándonos”. “Podemos discutir como adultos cómo se puede hacer pero que hay que hacer algo es incuestionable”, expresó.

El profesor Carlos Monasterio.

El profesor Carlos Monasterio.

Monasterio declinó avanzar sus propuestas, que pretende compartir primero con los dieciséis expertos restantes integrantes del comité, formado por catedráticos y profesores de Economía, Hacienda Pública y Derecho Financiero y Tributario de 12 universidades españolas, Banco de España e Instituto de Estudios Fiscales. Monasterio participó con anterioridad en otros comités de estudio. Fue miembro del equipo que elaboró el Libro Blanco para la Financiación Autonómica designado por el Gobierno de Felipe González (PSOE) y del que emanó el actual modelo, y también fue miembro del comité de especialistas designado por el ejecutivo de Mariano Rajoy (PP) en 2017 para la reforma de la financiación autonómica. En este último caso presentó su renuncia al cabo de cuatro meses tras el pacto alcanzado por el PP y el PNV para aprobar un nuevo cupo para el País Vasco. Dos años antes, en 2015, había sido designado miembro del consejo asesor de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). Monasterio, autor de numerosos trabajos académicos sobre su especialidad en materia tributaria y financiación autonómica, fue también miembro del comité de especialistas creado en 2012 por el Gobierno asturiano presidido por Javier Fernández (PSOE) para analizar los desafíos de la economía asturiana. Entre 2011 y 2014 fue directivo de Liberbank y con anterioridad lo había sido de Cajastur en dos etapas. El Libro Blanco para la Reforma Tributaria debe estar concluido el 28 de febrero de 2022.

Compartir el artículo

stats