DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Argüelles, nuevo consejero delegado de Duro Felguera: "El reto es difícil, pero se logrará con esfuerzo y unión"

El directivo entró ayer por vez primera en la sede la compañía, en el parque tecnológico de Gijón, dispuesto a batallar para garantizar la supervivencia de un grupo que, inmerso en una crisis aguda, acaba de recibir el rescate del Estado y el auxilio de la banca para evitar su desplome

Jaime Argüelles. | L. MURIAS

Jaime Argüelles. | L. MURIAS

El ingeniero Jaime Argüelles Álvarez (Gijón, 1970), nuevo consejero delegado de Duro Felguera, entró ayer por vez primera en la sede la compañía, en el parque tecnológico de Gijón, dispuesto a batallar para garantizar la supervivencia de un grupo que, con 164 años, es uno de los últimos bastiones de la antigua industrialización asturiana y que, inmerso en una crisis aguda, acaba de recibir el rescate del Estado y el auxilio de la banca para evitar su desplome.

Argüelles asume la dirección con el talante de quien ha sido definido por quienes lo conocen como “exigente en el trabajo pero también cercano y afable”, “claro y directo en el trato”, “muy resolutivo” y con “ideas precisas de cómo conseguir los objetivos”. Otras personas destacaron su “talante conciliador” y también su expresividad: “comunica y es locuaz”. Él mismo se definió ayer ante los trabajadores de Duro como un directivo acostumbrado a hacer y trabajar en equipo. “Es persona con carácter pero también saber ser pausada y dialogante”, comentó otro interlocutor.

Nacido en Gijón en 1970, casado y padre de dos hijas, Argüelles concilió los estudios con la pasión por el fútbol, que cultivó como jugador avezado y dicen que virtuoso en los equipos base del Sporting. Acabó primando la ingeniería pero nunca renunció a su pasión futbolera ni a su sportinguismo militante.

Ingeniero superior industrial en Electrotécnica y Centrales Eléctricas por la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Gijón (1988 -1994), y con dos másteres en administración y en gestión internacional de empresas, el nuevo primer ejecutivo de Duro Felguera se ha desenvuelto profesionalmente en España, Alemania, EE UU y, en los dos últimos años, en Chile. Maneja con soltura el inglés, el alemán y el portugués, y algo de francés, además de su idioma nativo.

Nuevo consejo de administración de Duro Felguera

Consejero externo

César Hernández

Consejero

delegado

Jaime Argüelles

Secretario

no consejero

Bernardo Gutiérrez de la Roza Pérez

Consejero externo

Miguel Ángel Santiago

Presidenta

no ejecutiva

y consejera independiente

Rosa Isabel Aza Conejo

Consejero independiente

Valeriano Gómez Sánchez

Consejero independiente

José Julián Massa Gutiérrez del Álamo

Consejero independiente

Jordi Sevilla Segura

Consejero externo

José María Orihuela

Nuevo consejo de administración

de Duro Felguera

Presidenta no ejecutiva

y consejera independiente

Rosa Isabel Aza Conejo

Consejero

delegado

Jaime Argüelles

Consejero independiente

José Julián Massa Gutiérrez del Álamo

Secretario

no consejero

Bernardo Gutiérrez de la Roza Pérez

Consejero independiente

Valeriano Gómez

Sánchez

Consejero externo

César Hernández

Consejero independiente

Jordi Sevilla Segura

Consejero externo

Miguel Ángel Santiago

Consejero externo

José María Orihuela

Nuevo consejo de administración de Duro Felguera

Consejero externo

César Hernández

Secretario

no consejero

Bernardo Gutiérrez de la Roza Pérez

Consejero

delegado

Jaime Argüelles

Consejero externo

Miguel Ángel Santiago

Presidenta

no ejecutiva

y consejera independiente

Rosa Isabel Aza Conejo

Consejero independiente

José Julián Massa Gutiérrez del Álamo

Consejero independiente

Valeriano Gómez Sánchez

Consejero independiente

Jordi Sevilla Segura

Consejero externo

José María Orihuela

Quienes lo han tratado destacan su gran conocimiento en sistemas de gestión, y en particular en los procesos de mejora continua, que implantó en la factoría de Ence en Navia cuando fue su director entre 2010 y 2011.

Hay quien cree que su paso por la compañía germana Bosch (fue director de producción, ingeniería y logística en el área de motores de arranque en su fábrica cántabra de Treto entre 1996 y 2003) y las estancias en Alemania le dotó de su sensibilidad por el control y las mejoras de calidad.Su estancia en Cantabria se prolongó durante otros siete años (2003-2010) en varias responsabilidades como director de producción y de fábricas del grupo siderúrgico español Celsa en el área de trefilería.

El vínculo profesional con Asturias fue duradero por más que su destino en la región se limitó a dos etapas cortas: trabajó como ingeniero de calidad y procesos en Central Lechera Asturiana (1994 y 1995), que fue su primer empleo antes de incorporarse al servicio militar (durante el que prestó servicio en la empresa estatal de construcción naval Bazán), y dirigió entre 2010 y 2011 la factoría naviega de Ence, productora de celulosa y energía. Sin embargo, trasladado a Madrid como director general de operaciones de celulosa, energía y forestales de Ence (2010-2013) y luego como director general del grupo papelero (2013-2018), continuó omnipresente en el devenir fabril de la planta asturiana.

Tanto en su etapa como director general de Ence, y más en la previa como responsable del negocio de celulosa y energía, se le recuerda viajando con muchísima frecuencia a las factorías de Asturias y de Pontevedra y a la existente entonces en Huelva. “Hacía muchos kilómetros al año”, dijeron personas que lo trataron en aquella época. En un encuentro virtual de presentación que mantuvo ayer con los 1.173 trabajadores de Duro, Argüelles dio a entender que es persona acostumbrada a trabajar a pie de obra y sugirió, según personas que asistieron a la videoconferencia, su voluntad de supervisar y conocer “in situ” los proyectos que la compañía de ingeniería tiene en ejecución en diversos países.

En su periodo en Ence (de ocho años y once meses) fue durante algunos ejercicios el coordinador de la comisión de procesos y energía del Clúster de Industrias Químicas y de Procesos de Asturias, lo que le otorgó un conocimiento más amplio de la realidad industrial de la comunidad. También participó entonces en una patronal europea del sector celulósico.

Varias opciones de empleo

Como director de la planta naviega, le tocó la puesta en marcha de una de las ampliaciones fabriles que se acometió en la factoría y, siendo director general del grupo (y con su actual presidente y consejero delegado, Ignacio Colmenares, como vicepresidente y primer ejecutivo,) se llevaron a cabo la de 2015, con un aumento de capacidad de 40.000 toneladas, y la que se anunció en 2017 por otras 80.000 toneladas.

Tras su etapa en Chile (2019-2021) como director general del grupo papelero CMPC, había regresado a España y se asegura que tenía varias opciones de trabajo. Se inclinó por Duro, una empresa simbólica para los ingenieros asturianos y señera en la región, que le permite volver a Asturias y que, en una situación societaria y de negocio complicada, le dará la posibilidad de contribuir a que remonte vuelo y a garantizar su viabilidad.

No tiene experiencia previa en el sector de la ingeniería (aunque se destaca que, por sus responsabilidades anteriores, tuvo que tratar y cooperar con ingenierías de diversos países, sobre todo nórdicas) pero sí una densa ejecutoria empresarial e internacional. Y sobre la compleja y azarosa situación de Duro, una persona dijo que Argüelles está “acostumbrado a gestionar asuntos poliédricos”.

Reto "complicado"

El reto al que se enfrenta Duro Felguera es “difícil y complicado” pero, “con esfuerzo y unión”, se va a lograr el objetivo de salvar a la compañía tras la “segunda oportunidad” que la banca acreedora y el Estado han concedido a la ingeniería, afirmó ayer el nuevo consejero delegado de la empresa, Jaime Argüelles, en un encuentro telemático con los 1.173 trabajadores del grupo en España y el extranjero. En su primer día de trabajo en la sede de Duro Felguera en Gijón, el primer ejecutivo de la sociedad señaló que “hay mucho que hacer” pero que el objetivo es alcanzable, para lo que será necesario –precisó– recuperar “la confianza” de los clientes, la banca, proveedores y trabajadores, mientras se sigue buscando, indicó, inversores que apuesten por la sociedad, dado que la permanencia de la SEPI será temporal. Argüelles dedicó su primera jornada de trabajo a tomar contacto con la sociedad y a llamar al esfuerzo e ilusión colectivo para afrontar la salida de la crisis. El directivo, acompañado por la presidenta de la sociedad (Rosa Aza), se reunió por la mañana con el comité de dirección y por la tarde lo hizo con el comité laboral tras la videoconferencia que mantuvo con la plantilla. El nuevo ejecutivo se expresó ilusionado y con ganas de trabajar y transmitió, dijeron varias fuentes, cercanía y confianza en el futuro. “Estoy encantando de volver a Asturias. Para mi Duro Felguera siempre fue un referente y creo en el futuro de esta empresa. Tenemos que aprovechar la nueva oportunidad que se nos da. Quiero llevar a Duro no adonde estuvo antes sino a una posición mejor”, agregó.

Compartir el artículo

stats