DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En busca de un nuevo norte laboral

Jóvenes asturianos con alta cualificación se asocian para aumentar sus oportunidades de trabajo y acercarse a las empresas

De izquierda a derecha, Marina Novoa Gómez, Javier Braña Cabal, Aleida González Cuervo y Jaime García Fernández. | Irma Collín

De izquierda a derecha, Marina Novoa Gómez, Javier Braña Cabal, Aleida González Cuervo y Jaime García Fernández. | Irma Collín

Son jóvenes, con estudios, con inquietudes comunes y que quieren buscarse por todos los medios un futuro laboral dentro de Asturias. Es decir, en una región que tiene uno de los índices de desempleo juvenil más altos de toda la Unión Europea. No tiran la toalla. Un grupo de jóvenes, todos con un perfil similar al que se describe en las primeras líneas de este reportaje, han decidido intentar hacer bueno el refrán que dice que la unión hace la fuerza, creando una asociación a la que han bautizado como New North (nuevo norte), con la que pretenden mejorar sus opciones de encontrar salidas laborales en laberíntico mercado de trabajo asturiano.

“Vimos que había esa necesidad, los jóvenes tienen que buscarse un futuro fuera porque el talento que tiene Asturias no se está reconociendo”, afirma Javier Braña Cabal, graduado en Administración y Dirección de Empresas (ADE), de 22 años y cofundador de New North. En la asociación son ya 118 miembros, todos menores de 30 años, que buscan arrimarse a las empresas asentadas en la región. Les da igual el tamaño: les valen las grandes y las pequeñas. El camino para llegar a ellas es a través de talleres, charlas, cursos... Todo por darse a conocer y que las oportunidades laborales vayan cuajando.

“En Asturias hay muchos jóvenes, como yo, que me he graduado en Economía, que si queremos oportunidades de formación para continuar los estudios de posgrado o empezar a tener experiencia laboral de calidad lo tenemos muy difícil y tenemos que irnos fuera”. La que habla es Marina Novoa Gómez (23 años), cofundadora de la asociación, y que está estudiando un posgrado en Reino Unido. La queja es unánime. Los jóvenes salen a menudo de la Universidad sin saber nada sobre cómo funciona el mercado laboral. Completamente ciegos. “Por eso queremos hacer de nexo de unión”, añade Marina Novoa.

“En New North vimos que era necesario unirnos; el talento que tiene la región no se está reconociendo”, dicen los fundadores

decoration

Jaime García Fernández, graduado en Psicología y miembro de la asociación, tiene claro que quiere que su futuro laboral esté ligado al mundo académico. Por eso tiene en su punto de mira los cursos de doctorado. “En carreras de tinte más sociales hay falta de oportunidades laborales y tampoco las tenemos de conocer a otras personas que quieran quedarse en Asturias para emprender y crear una empresa”, resalta. Más madera. Aleida González (21 años) está en su último año de ADE y lleva unos meses formando parte de la asociación. “Queremos conseguir que quien quiera quedarse en Asturias pueda”, agrega. Es el objetivo principal.

La asociación tiene un sistema de admisión un tanto peculiar. Hay dos vías. Una puerta de entrada es gracias a la recomendación de alguno de los miembros. La otra es similar a la que tienen las empresas reales, enviando una carta de presentación y un currículum. Incluso hay una entrevista final de selección.

Tanto quieren asemejarse a una compañía que la propia asociación tiene una estructura muy similar a la que pudiera tener una empresa de cierto tamaño. Cuentan con su propio departamento de marketing o de recursos humanos, donde se decide quién pasa a engrosar la lista de nuevos miembros. “La estructura es similar, pero somos una asociación sin ánimo de lucro”, puntualiza Novoa.

La otra pata del proyecto es la de las empresas. Porque uno de las bases de la asociación es darse a conocer entre el tejido productivo asturiano. Acercarse lo máximo posible. De hecho, estos jóvenes están creando una bolsa de empleo con las compañías que ya forman parte de su grupo colaboradores, para facilitar la inserción laboral de los socios. “También tratamos de que entre los propios miembros pueda haber sinergias, por si entre ellos puede surgir un proyecto conjunto”, expone Aleida González. Y añade: “Las empresas valoran mucho que estés en una asociación al margen de la Universidad. Yo misma tuve una entrevista de trabajo hace unos días y se centró en mi papel en New North”.

Entre su catálogo de servicios figuran talleres para mejorar la imagen profesional y entrenamiento sobre cómo debe afrontarse una entrevista de trabajo. Una formación que no suelen recibir durante su etapa universitaria, según denuncian. “Para alguien que acaba los estudios y no tienen ni idea del mercado laboral, esas cosas te ayudan muchísimo”, asegura Aleida González. La asociación acaba de cumplir su primer año de vida.

La mayoría de los socios son alumnos de la Universidad de Oviedo, a la que dan una nota alta en cuanto a calidad. “He estudiado también en dos universidades de Reino Unido y no creo que aquí recibamos peor formación, lo que sí noto es que nos falta esa conexión con la empresa; en el extranjero sí que se hace hincapié en esa unión”, apunta Marina Novoa, “. A lo que Jaume García agrega: “Aquí se nota que hay cierto desfase entre el currículum académico y el profesional”.

Entre los miembros de la asociación también los hay que están ya trabajando fuera de la región y que buscan retornar. “Nuestro valor principal es el amor por Asturias”, concluye Javier Braña.

Compartir el artículo

stats