Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno aprobará hoy medidas para reducir el 12% la factura eléctrica récord

El impuesto especial bajará al 0,5%, se “topará” la carestía del gas y se prevén más subastas l El megavatio marca el segundo precio más alto

Foto: SHUTTERSTOCK

Foto: SHUTTERSTOCK

El Consejo de Ministros aprobará hoy un paquete de medidas para tratar de abaratar la factura de la electricidad en el 12%, según anunció la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, y confirmó anoche el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La decisión se produce con el precio mayorista en máximos históricos. Hoy bajará muy ligeramente después de haber marcado ayer un récord absoluto (154,16 euros el megavatio) y se situará en los 153,43 euros, el segundo precio más alto de la historia.

Entre otras disposiciones, el Gobierno reducirá esta mañana en el Consejo de Ministros el impuesto especial sobre la electricidad (actualmente en el 5,1%), y que no había sido modificado hasta ahora, para situarlo en el mínimo que permite la UE (0,5%) y prorrogará hasta el 31 de diciembre, según lo que ya se había anunciado, la actual suspensión del impuesto a la generación (7%). La rebaja del IVA (que descendió del 21% al 10%) ya está en vigor hasta fin de año.

Sánchez dijo en TVE que se va a “topar” el recibo del gas y la electricidad para evitar un mayor encarecimiento con la subida prevista en invierno del gas natural en el mercado internacional, aunque no explicó el procedimiento al que se recurrirá. Y aseguró que “no son razonables los beneficios extraordinarios que están obteniendo las eléctricas por el precio internacional del gas” y que “van a ser redirigidos para abaratar la factura” final al consumidor.

Sánchez no precisó si el Consejo abordará la anunciada reforma de la tarifa regulada (PVPC), a la que están adscritos casi el 40% de los consumidores españoles, para limitar su altísima exposición al mercado mayorista –lo que no ocurre en el resto de Europa–, y, aunque habló de ampliar las medidas de amparo social a los consumidores más vulnerables ante el encarecimiento de la energía, no precisó si se aprobará la anunciada ampliación del suministro mínimo vital de los cuatro meses actuales a ocho.

Se sabe que el ejecutivo pretende impulsar las subastas de electricidad al mejor postor al margen del mercado mayorista –que opera con un régimen de precio marginalista por normativa europea–, obligando para ello a las grandes compañías a destinar a estas pujas entre pequeñas comercializadoras una parte de la energía que produzcan, así como limitar los desembalses masivos de las hidroeléctricas y adoptar medidas que favorezcan el autoconsumo y los contratos bilaterales a largo plazo, entre otras medidas en estudio.

En el Congreso se tramitan dos proyectos de ley (la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sector Eléctrico y la reducción de los llamados “beneficios caídos del cielo” de plantas nucleares e hidráulicas y de las eólicas anteriores a 2005) que, de ser aprobados, abaratarían la electricidad en otro 15%, destacó ayer en el parlamento la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera.

Las medidas adoptadas hasta ahora por el Gobierno y las que se dispone a tomar no afectarán a la carrera alcista del precio en el mercado mayorista, que está determinado por la demanda, el precio internacional del gas natural, la cotización europea de los derechos de emisión de CO2 y el sistema marginalista de formación de precios. Su finalidad es, por el contrario, aliviar el impacto de este precio al por mayor en la factura de los consumidores.

El precio para la industria electrointensiva (que incorpora otros factores además del coste energético) está en 102,55 euros el megavatio en España; 43,83 en Francia y 69,19 en Alemania, según la patronal electrointensiva AEGE.

El Fondo de Sostenibilidad para abaratar la luz supera los vetos de Vox y BNG

El Congreso autoriza al Estado y las autonomías a superar el déficit estructural por segundo año

El Congreso rechazó ayer las dos enmiendas a la totalidad presentadas por Vox y BNG contra el Proyecto de Ley para la creación del Fondo de Sostenibilidad, con lo que la iniciativa del Gobierno sigue su curso. Este fondo pretende aliviar la factura eléctrica redistribuyendo entre todas las energías (gas, petróleo y electricidad) los cargos por el apoyo a la energías renovables, la cogeneración y la gestión y valoración de residuos, que actualmente soporta la energía eléctrica en solitario y que suma unos 7.000 millones de euros al año. Al repartir las cargas con el gas y el petróleo, la electricidad verá mermados parte de los cargos, aunque la gran industria teme un encarecimiento de su factura energética global.

La vicepresidenta Teresa Ribera sostuvo que todas las energías deben contribuir a la transición energética y que ésta debe hacerse con “la máxima protección a los consumidores” y defendiendo la “industria electrointensiva, que es básica y fundamental”. BNG pidió la nacionalización de eléctricas y el fin del sistema marginalista, y Vox acusó al Gobierno de la subida de la electricidad.

La Cámara también accedió a petición del Gobierno a suspender por segundo año las reglas fiscales en razón de la “emergencia extraordinaria” causada por el covid, lo que permitirá, de acuerdo con los artículos 135.4 de la Constitución y 11.3 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que el Estado y las comunidades autónomas puedan superar los límites de déficit estructural y de deuda pública, que incluye un límite de gasto no financiero para 2022 para el Estado de 196.142 millones de euros.

Compartir el artículo

stats