Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Corteva comenzará a fabricar en 2023 un nuevo fungicida en la planta de Tamón

Será el tercer principio activo elaborado en Asturias, donde la multinacional cuenta con 325 trabajadores en producción y servicios

Susana Rebaque.

Susana Rebaque.

La multinacional agrícola Corteva, empresa nacida en 2018 a partir de la herencia de DuPont, Dow y Pioneer, prevé lanzar en 2023 un nuevo producto desde su fábrica en el valle de Tamón, en Carreño. Se trata del principio activo de Adavelt, un fungicida de nueva generación para el cuidado de cultivos como el de la patata, el tomate o la vid.

La química asturiana Susana Rebaque, responsable de la planta de Tamón, destacó ayer la importancia de la puesta en marcha del nuevo producto “porque asegura la continuidad de las operaciones” en la región. En la planta asturiana, en la que se fabrican actualmente dos productos para la protección de cultivos, trabajan 80 personas. Además, en Tamón también está el centro de servicios de la multinacional para Europa, África y Oriente Medio. “Tenemos 325 empleados en Asturias”, destacó Rebaque, que ayer participó en un webinario organizado por CEEI Asturias.

Rebaque resaltó la apuesta por la sostenibilidad de la compañía multinacional y anunció que, junto a Universidad de Oviedo, trabaja en un proyecto para biometanizar los residuos de la depuradora de la planta industrial de Tamón.

Compartir el artículo

stats