Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcelor empezará a recortar producción en el País Vasco por la carestía de la luz

La multinacional planea la parada de varias fábricas europeas en las horas en las que se dispara la energía | Asturias se salva del recorte

Planta de ArcelorMittal en Gijón

ArcelorMittal ya tiene un plan de paradas y de recortes de producción en algunas de sus plantas europeas debido a los elevados precios de la factura de la luz. En España comenzarán por el País Vasco. La espada está sobre las plantas con horno eléctrico y que se dedican a los productos largos (como el carril o el alambrón). En España, la primera afectada será la planta de Olaberria (Guipúzcoa), donde la compañía siderúrgica tiene previsto realizar paradas selectivas para eludir los picos más altos del precio de la luz. La medida está por concretar. Por el momento, las factorías asturianas, que tienen cabecera de horno alto (alimentada por carbón) y que están funcionando “a tope” por la alta demanda de acero, se salvan de este ajuste productivo.

El consejero delegado de la multinacional, Aditya Mittal, ya advirtió el jueves, en un encuentro virtual de “Financial Times”, de los elevados precios de la luz en Europa y, particularmente, los de España, donde dijo que en a algunas horas “el coste es muy elevado” y se hace “muy difícil” fabricar acero. La presión de estos precios es una traba en el camino a la descarbonización que la multinacional ha emprendido, destacó Mittal, que apuntó la posibilidad de parar plantas por el precio de la luz.

Dicho y hecho. La compañía ya tiene un plan de paradas. De momento van a ser “selectivas y cortas” y centradas exclusivamente en las acerías eléctricas que fabrican productos largos. Es la actividad que tiene un consumo energético más intensivo. Todo para hacer frente al “desmesurado” aumento de la factura de la luz, según precisó la compañía. Las plantas asturianas no encajan en ese perfil. Tampoco la Acería Compacta de Vizcaya (ACB), ubicada en Sestao, estaría afectada al fabricar productos planos.

Fuentes de Arcelor aseguraron que están realizando un seguimiento diario de los precios para ir adaptando sus decisiones. No obstante, puntualizaron que el coste de la energía ya está condicionando la actividad a unas semanas vista. Si finalmente Arcelor ejecuta paradas de producción en Olaberría, donde trabajan 410 personas, sería la segunda siderúrgica (tras Sidenor) en adoptar una medida de este calado. Anteriormente, otras industrias electrointensivas, como Asturiana de Zinc y Ferroatlántica, adoptaron medidas similares.

Paradójicamente, ArcelorMittal está basando su descarbonización en una mayor electrificación de sus plantas. La multinacional anunció en julio un plan para invertir mil millones en su planta de Gijón que incluye la transformación de la actual acería en otra de arco eléctrico. El proyecto incluye la construcción de una nueva planta de reducción directa de mineral de hierro (mediante la tecnología DRI) que alimentará tanto al futuro horno eléctrico gijonés como al de Sestao. Es decir, la multinacional cortará por lo sano sus emisiones contaminantes, pero al mismo tiempo necesitará más kilovatios para producir acero en Asturias, aunque espera obtenerlos con renovables.

Mientras tanto, la presión del coste de la electricidad no da tregua. El megavatio hora (MWh) alcanzará hoy los 226,93 euros, el nivel más alto registrado hasta ahora para un sábado. De momento, el récord absoluto se marcó el pasado 7 de octubre, cuando la luz se pagó a 288,53 euros por megavatio hora. Con estos niveles, los consumidores ya están haciendo cuentas y la de octubre será factura más cara de la historia. El usuario medio pagaría –de mantenerse el nivel actual de los precios– 135,57 euros por el recibo, un 109,8% por encima de los 64,61 euros de hace un año, según Facua.

Compartir el artículo

stats