Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “Viernes negro” llega a Asturias con rebajas más contenidas y menos comercios enganchados

Las grandes cadenas se suman a la campaña de descuentos, pero la participación de los pequeños negocios desciende al 50%

Un cartel de la campaña del “Black friday” en un negocio de Gijón. | Marcos León

Un “Viernes negro” (“Black friday”) casi gris. Descafeinado. El pequeño comercio asturiano ha afrontado sin demasiado entusiasmo esta campaña de descuentos importada de Estados Unidos, que ha calado entre muchos consumidores, pero no tanto entre los comerciantes. “No forma parte de nuestra cultura comercial”, asegura tajante la gerente de la Unión de Comerciantes de Asturias, Carmen Moreno. Por lo que, anticipa, no habrá muchos que se animen este año con los descuentos. Al menos, no tantos como en anteriores campañas. De hecho, la Federación Asturiana de Comercio (FAC) estima que ni siquiera la mitad de los comerciantes asturianos aplicará rebajas.

Es porcentaje muy inferior al de otros años. Por ejemplo, la FAC estima que en el complicado 2020 fueron un 80% los comercios que aplicaron algún tipo de descuento. “El seguimiento ha bajado porque este es un fenómeno que está hecho para otro tipo de comercios, no para el nuestro, y que lejos de ser beneficioso resulta perjudicial”, asegura Magdalena Huelga, secretaria general de la citada federación. Tantas campañas de descuentos “hacen que los negocios sean insostenibles”. Otros años los comercios alargaban los descuentos del “Viernes negro” al fin de semana. Este 2021 los pocos que hagan rebajas no irán más allá de hoy.

Los comercios asturianos vienen notando que esta campaña de descuentos servía sobre todo para que los consumidores adelantaran sus compras de Navidad. Para desplazarlas unas semanas. “Era algo insostenible”, insiste Huelga.

Entre las grandes cadenas la visión es radicalmente opuesta. Tanto que no hay ninguna gran plataforma comercial que se haya bajado del carro del “Black friday”, . aunque esta vez con unas rebajas un pelín menos agresivas que otros años. El entusiasmo se va descafeinando algo también, señalan las asociaciones de comerciantes.

Con lo que sí que se están frotando las manos los comerciantes asturianos es con las previsiones para la campaña de Navidad, que esperan que sea buena tirando a muy buena. “Las expectativas que tenemos son muy positivas, las familias siguen teniendo mucho ahorro y eso se va a repercutir en el consumo”, asegura Moreno. Y señala que, según las últimas encuestas realizadas por la patronal CEO, aún hay un 70% de los consumidores que prefieren comprar en las tiendas físicas en lugar de hacerlo por internet. Un porcentaje que les insufla ánimos y confianza. Huelga apunta que desde octubre ya se viene notando una tendencia al alza en el consumo y, consecuentemente, en las ventas de algunos comercios. “Algunos nos dicen que ya han alcanzado las ventas que tenían en 2019, antes de la pandemia”.

Festivos de 2022

Los comercios asturianos podrán, tras un acuerdo entre la patronal y los sindicatos, abrir diez días festivos de 2022, la misma cifra que otros años. Los días que podrán abrir son el 2 y 9 de enero; el 14 de abril; el 2 de mayo; el 15 de agosto; el 1 y el 27 de noviembre; y el 6, el 18 y el 26 de diciembre.

Compartir el artículo

stats