La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La puja asturiana por Barreras

Armón presenta la oferta económica final más alta por el astillero vigués, mientras que Gondán propone mantener casi toda la plantilla

El pulso entre los astilleros asturianos Armón y Gondán por hacerse con la titularidad de las instalaciones y activos productivos de la factoría naval de Hijos de J. Barreras, de Vigo, que está en proceso concursal, se va a dirimir en los próximos días entre dos planteamientos diferentes: la oferta de Armón, que privilegia la cuantía a satisfacer –lo que beneficia a los acreedores de la empresa gallega y a su proceso concursal– antes que el mantenimiento de los puestos de trabajo, y la propuesta de Gondán, que prioriza la conservación del empleo frente al desembolso económico, lo que favorece a la plantilla.

De modo que si los sindicatos y comité laboral de Barreras ya se pronunciaron a favor del proyecto de la empresa de Figueras, que dirige Álvaro Platero, el informe aportado la semana pasada al juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en Vigo, por la representación del astillero gallego –y que fue elaborado por la consultora Kroll Advisory como experto independiente– se inclina nítidamente por la operación de compra diseñada por la compañía de Navia, que encabeza Laudelino Alperi.

El dictamen de Kroll es rotundo en la solicitud de que se descarte la tercera oferta, planteada por la sociedad Marina Meridional, porque duda de su capacidad para garantizar la viabilidad de la factoría naval gallega.

Ofertas económicas.

Astilleros Gondán planteó en su última oferta mejorada un pago en efectivo de 4,5 millones por los activos productivos del astillero vigués amén de otro millón por un terreno adicional, lo que eleva su oferta económica definitiva a 5,5 millones.

Por el contrario, Astilleros Armón propuso la entrega de 14,2 millones también en efectivo. Por lo tanto, la oferta económica del astillero con sede en Navia (y con instalaciones también en Gijón, Puerto de Vega, Jarrio, Burela y Vigo) supera en el 158% el importe de la proposición de la empresa del municipio de Castropol, con centros de producción en Figueras, Barres y Castropol.

Gondán plantea a su vez un pago a Barreras por el achatarramiento de los cascos de unos “ferries” pertenecientes a un proyecto frustrado que se estaba construyendo para la naviera noruega Havila Kystruten, pero no precisa el importe, que referencia a lo que se obtenga en el mercado por la chatarra resultante. Armón compromete por el contrario el abono de 500.000 euros por este mismo concepto.

Propuesta laboral.

Gondán se compromete a mantener prácticamente a toda la plantilla de Barreras (salvo a dos directivos de los 121 empleos actuales), aportar de inmediato al astillero vigués dos contratos de construcción de buques de asistencia a parques eólicos marinos para el armador noruego Edda Wind por un importe de 120 millones e invertir en las instalaciones navales 8 millones en una primera etapa.

Armón plantea conservar 20 de los 121 puestos de trabajo, invertir entre 4 y 6 millones de euros según las necesidades y estado en que reciba las instalaciones a adquirir, si finalmente fuese el adjudicatario, y aportar carga de trabajo al astillero en seis meses aunque no precisa el tipo de construcción a realizar.

Fortaleza.

El informe del experto independiente considera que las dos empresas asturianas son plenamente solventes, muy profesionales y con experiencia y capacidad contrastadas. Kroll subraya no obstante que Armón cuenta con unos fondos propios de 123 millones (y una deuda de 11 millones) frente a un patrimonio de 31 millones (sin deuda) y un fondo maniobra positivo de 20 millones de Gondán.

El distinto tamaño de las dos compañías es uno de los argumentos que hace a Kroll inclinarse por Armón en su informe. El otro factor a favor de este oferente es que su propuesta económica es superior. Kroll hace un informe pensando en el interés del proceso concursal y de los intereses de los creadores.

Propuesta.

En este sentido alega que el diseño de Armón es más beneficioso para tales fines porque al ser su propuesta económica superior a la de Gondán en más de 4,74 millones, esta cuantía permitiría hacer frente al 93,9% de los créditos ordinarios del concurso (que ascienden a más de 9,6 millones, según la administración concursal) y no solo a los créditos con privilegio general, que suman 645.238 euros, aun descontando –afirma el dictamen– el coste de liquidar a los 101 trabajadores a los que se rescindiría el contrato con la propuesta de Armón (lo que supondría un desembolso de más de 3,99 millones) y el coste de descontaminar las instalaciones, que Gondán estima en un millón de euros. Armón no lo cuantificó. Según Kroll, la oferta económica de Gondán cubriría el 44% de lo que se adeuda a los acreedores ordinarios.

En este mismo sentido, el experto independiente alega que la oferta económica de Armón por el conjunto de la unidad productiva de Barreras sería “muy superior” a lo que se estima que se obtendría por la venta fragmentaria de sus activos mientras que aduce que la propuesta de Gondán es inferior al valor que se generaría con esa venta desagregada.

La empresa concursada (Barreras) admite en su escrito al juzgado que el mantenimiento pleno del empleo “parece opuesto al propio interés de los acreedores en el concurso”. Al respecto, Kroll esgrime que no hay garantía (pese al compromiso de Gondán) de que la totalidad de la plantilla se pueda conservar en el futuro y mantiene que el efecto benéfico en la industria auxiliar de la reactivación del astillero puede compensar el ajuste. Pero los sindicatos reclaman que se conserven los empleos en la factoría como ofrece Gondán. CC OO y el sindicato gallego CIG, por un lado, y UGT, por otro, han presentado ante la jueza alegaciones solicitando preferencia de compra para el astillero que preside Álvaro Platero, por ser el que ofrece mayores garantías de empleo.

Compartir el artículo

stats