Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La presidenta de FADE, María Calvo, denuncia que "los fondos europeos no están llegando al ritmo que deseábamos"

La dirigente de la patronal llama a fomentar la inmigración para revertir el envejecimiento de Asturias y alerta de que "pronto" la región sufrirá la falta de mano de obra

La presidenta de FADE, María Calvo (izquierda), junto a la presidenta de AsturManager, Montserrat Martínez IRMA COLLIN

La presidenta de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), María Calvo, profundizó en la situación de la economía asturiana. En un encuentro con empresarios en Oviedo, la dirigente de la patronal fue entrevistada en público por la presidenta de Asturmanager, Montserrat Martínez y también se sometió a preguntas lanzadas por los asistentes al acto.

Los nuevos fondos europeos. La presidenta de FADE se sumó ayer a las denuncias por la gestión de los fondos Next Generation. “Creo que con los fondos europeos se generó una expectativa muy grande que va a ser difícil de cumplir”, comenzó la empresaria. A su juicio, las ayudas de Bruselas no están ejecutándose al ritmo deseado y tampoco están llegando a la pyme. Según Calvo y, tal y como publicó LA NUEVA ESPAÑA, se está destinando el grueso de los fondos a grandes proyectos públicos y desde FADE reclaman que calen en el tejido productivo, algo que, denuncia, “no está funcionando”. La patronal denuncia además que la intensidad de las ayudas europeas –que en su mayoría costean el 20 o el 30 por ciento de los proyectos– ya no es suficiente debido al alza de los precios. Así, la empresaria pide más comunicación de las administraciones con la empresa y la ciudadanía y reclama plazos más amplios para solicitar las ayudas europeas.

Reto demográfico. María Calvo alertó ayer del envejecimiento de la población asturiana. La presidenta de la patronal cree necesario “atraer población extranjera” para pilotar el relevo generacional en las empresas asturianas. “Pronto no tendremos la mano de obra suficiente”, alertó la dirigente de FADE. A los ojos de los empresarios es necesario fomentar la inmigración de manera controlada y puso el acento sobre la población latinoamericana por las vinculaciones históricas y lingüísticas. La presidenta de la patronal cree que la única vía para reconducir el envejecimiento de la población es crear actividad económica y empleo.

Formación. Uno de los problemas “más acuciantes” de Asturias, alertan desde la patronal, es la falta de mano de obra cualificada. Lo primero que pediría Calvo al Gobierno es mejorar el sistema formativo desde la orientación de los jóvenes hasta la escucha a las necesidades de las empresas. Así, la dirigente de la patronal celebró el impulso a la FP Dual: “Hay que fomentarla y prestigiarla”.

La regasificadora de El Musel. “La instalación del puerto de Gijón es clave y hay que ponerla en valor”, comenzó María Calvo el bloque dedicado a la política energética. Desde FADE pidió seguir con la tramitación para inaugurar la planta regasificadora de El Musel. La patronal desea que, una vez se abra, como se pretende desde el Gobierno de España a fin de reducir la dependencia energética de Rusia, la instalación gijonesa de Enagás se complemente con una interconexión gasista con Francia. Según Calvo, El Musel debe ser una instalación clave en el futuro energético de Asturias.

La empresa asturiana. La dirigente de FADE reconoció que la empresa asturiana está atravesando una situación “muy complicada” desde la llegada del coronavirus. Aunque tras la salida de la pandemia algunos sectores dispararon su facturación, según la patronal, no han recuperado “su rentabilidad” debido a la subida de sus costes durante los últimos años. El tejido empresarial asturiano vuelve a funcionar, pero sigue sin haber recuperado la buena salud. La patronal llama a los empresarios a buscar vías de financiación “alternativas”, a diversificar y fortalecerse porque “el crédito bancario se va a complicar en los próximos meses”.

El alza de los precios.El principal reto para Calvo es embridar una inflación que está haciendo “peligrar” la recuperación. El tope al gas, dice la presidenta de FADE, es una buena medida, pero no es suficiente: “Hace falta más”. La empresaria pidió que las administraciones no carguen sobre las empresas el peso de la recuperación económica, así, recordó que las administraciones están disfrutando de una sobrerrecaudación debido a la inflación y reclamó una bajada de impuestos para las empresas.

Compartir el artículo

stats