Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El euríbor cierra agosto en el 1,249%, récord en más de una década

La tasa es negativa en términos reales, una vez descontada la inflación, y, con perspectiva histórica, sigue en niveles muy bajos

El euríbor encarece las hipotecas Europa Press

El euríbor a doce meses, el indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, aumentó en agosto hasta alcanzar una tasa media del 1,249% frente al 0,992% de julio y la más elevada en más de una década: desde mayo de 2012.

Se trata, en todo caso, de una tasa muy baja en términos históricos, dado que se viene de una larga etapa de tipos tanto oficial es como de mercado en el 0% e incluso negativos.

El euríbor permaneció en tasas negativas durante seis años (entre febrero de 2016 y el pasado abril), lo que constituye una anomalía histórica que ha favorecido a los sectores endeudados y ha perjudicado a los titulares de depósitos bancarios. Esta estrategia, denominada "represión financiera", ha supuesto un trasvase de renta de los prestamistas a los prestatarios.

La subida del euríbor está repercutiendo en las hipotecas, pero aún no en la generalidad de los ahorradores, salvo algunas ofertas comerciales muy concretas de algunos bancos. Sí lo notan las grandes empresas, a las que los bancos les estaban cobrando por el dinero que depositan en cuentas bancarias, lo que ya está empezando a dejar de ocurrir.

Con la inflación situada en el 10,4%, el euríbor en el 1,249% supone un tipo de interés aún extremadamente negativo en términos reales, una vez descontado el IPC.

Compartir el artículo

stats